Óscar Toledano es el director general de Lenticon. El ejecutivo ha explicado a Modaengafas.com lo que representa el mercado de la gestión de la miopía en los tiempos que corren para las ópticas, teniendo a las lentes de contacto como punta de lanza.

Pregunta: ¿Alguna vez ha visto tanto interés de las empresas en el tema de la gestión de la miopía?

Respuesta: La realidad es que durante los últimos años el número de personas que sufren miopía ha ido en aumento, a un ritmo cada vez mayor y de manera progresiva. Esta realidad se ha convertido en un problema de salud pública y de ahí la necesidad de controlar y dar solución a este aumento de casos. Desde hace más de una década, Lenticon entendió que esa solución pasaba por invertir una parte sustancial de sus recursos en el desarrollo de nuevos productos para el control y gestión de la miopía.

P. ¿Cree que es una moda o un segmento de futuro?

R. Sin lugar a dudas es un segmento en auge, en constante crecimiento, y va ocupar un lugar muy importante en la actividad y negocio de los establecimientos de óptica. Los optometristas, como profesionales de la salud, cuando detectan esta evolución o desarrollo anómalo deben informar a sus pacientes. La adaptación de lentes de orto-k, realizada cada vez más por el colectivo de ópticos optometristas, se ha convertido en un tratamiento fundamental para frenar el progreso de la miopía con éxito y ha sentado la base para que sea una opción que ha venido para quedarse.

P. ¿Cómo valora en avance de la orto-k en España?

R. Hace algunos años los tratamientos de orto-k solo se realizaban en centros ópticos particularmente especializados en adaptación de lentes de contacto. Gracias a empresas como Lenticon que, junto a otras instituciones públicas y privadas, han realizado una labor formativa sin precedentes mediante cursos de acreditación para la correcta adaptación de lentes orto-k para que cada vez más profesionales se sientan capacitados para prescribir este tratamiento… en los últimos tres años, Lenticon ha triplicado el número de acreditaciones para lentes de orto-k, comparado con el periodo anterior (de 2015 hasta 2018). Este es un claro indicador del avance imparable de este tratamiento en España, siendo referente de éxito entre los países europeos.

“el tratamiento de orto-k proporciona de manera inmediata una nueva proyección profesional”

P. A su juicio, ¿qué oportunidades -tanto en términos profesionales y de negocio- ofrece la orto-k a los ópticos-optometristas?

R. Si hablamos de términos profesionales, el tratamiento de orto-k proporciona de manera inmediata una nueva proyección profesional debido a la prescripción de nuevos tratamientos que además facilitan la prevención y detección de nuevas patologías.

En términos de negocio, la orto-K se ha convertido en la técnica más importante dentro de la gestión en el control de miopía. En la evolución de nuestros clientes, observamos que la prescripción de nuestras lentes muy pronto llegará a representar más de un tercio de la facturación de su negocio de óptica. Y no solo eso, además brinda al profesional una alta capacidad de fidelización de consumidores y favorece el aumento de negocio en mercados secundarios como el de las soluciones de mantenimiento, entre otras ventajas.

P. ¿Cuáles son los avances que se producirán en la contactología en los próximos años?

R. Actualmente se encuentran en desarrollo diversas tecnologías que darán forma al futuro de las lentes de contacto permeables al gas y blandas. La corrección de diversos problemas refractivos, sistemas para detectar patologías sistémicas y oculares, o lentes de contacto para la liberación de componentes que reduzcan la sequedad ocular o que liberen fármacos son proyectos en desarrollo y que pueden llegar al mercado a medio plazo. También las denominadas “lentes de contacto inteligentes”, que podrían llegar a corregir la alta sensibilidad a la luz, trastornos oculares o frente de onda.

“De todas las lentes especiales, las lentes blandas personalizadas tienen el mayor potencial debido a su cuota de mercado”

Cabe destacar que cualquier avance que se llegue a producir es el resultado de un importante esfuerzo realizado desde los diferentes agentes que intervienen en su creación, como es el caso del proyecto de investigación desarrollado por la Universidad de Alicante en colaboración con Lenticon y dirigido por el Dr. David Piñero. Un proyecto que genera un nuevo concepto de multifocalidad personalizada mediante la compensación de aberración esférica. El resultado obtenido es la patente internacional como primera lente de contacto cornea-escleral denominada comercialmente PresbyCustom.

De todas las lentes especiales, las lentes blandas personalizadas tienen el mayor potencial debido a su cuota de mercado. El futuro en este segmento es personalizar la adaptación mediante el ajuste a través de la sagita y, con ello, aumentar la comodidad. 

P. ¿Qué hacer para disminuir las tasas de abandono de lentes de contacto por parte de los usuarios?

R. El abandono del uso de lentes de contacto por el usuario es un problema y a la vez un gran desafío que preocupa a todo el sector, tanto a fabricantes de lentes de contacto como a los profesionales de la visión. Algunos fabricantes como Lenticon hemos avanzado de manera sobresaliente en la búsqueda y desarrollo de nuevos materiales, en la innovación y mejora de los procesos de fabricación, así como en la implementación de minuciosos sistemas de gestión de la calidad para crear productos que mejoran la vida de las personas que los utilizan. No obstante, existen múltiples factores que influyen en el éxito de una adaptación de lentes de contacto, desde la situación económica del país hasta el desconocimiento de nuevas terapias por parte del consumidor, pasando por el aumento de alternativas como el caso de la cirugía refractiva.