Inicio ANÁLISIS LVMH, otro gigante en el mundo de la óptica

LVMH, otro gigante en el mundo de la óptica

Gafas de Dior. Semana de la moda de París
En 2021, Thélios comenzó a diseñar, fabricar y distribuir las gafas de Dior. FOTO: L'Estrop

LVMH dobla su apuesta por el segmento de la óptica al tomar el control total de Thélios, la joint venture que fundó con Marcolin en 2017.

LVMH no es una empresa más. De hecho, es el mayor grupo de marcas de lujo del mundo -con 75 enseñas de prestigio-, cuya facturación ascendió a 44.700 millones de euros en 2020, un año en el que la economía global fue impactada de manera letal por la pandemia de la covid-19.

La apuesta de LVMH por la óptica puede entenderse desde varios puntos de vista, pero hay dos que son fundamentales: el grupo cuenta con marcas de gran potencial (Celine, Loewe, Kenzo, Stella McCartney, Fred, Berluti, Rimowa, Givenchi, Dior, entre otras) que, hasta hace poco, estaban en manos de otros operadores del sector, que las explotaban bajo la figura de la licencia.

(LVMH proyecta la ampliación de la fábrica de Thélios)

A partir de la creación de Thélios. LVMH comenzó a recuperar sus enseñas. El caso de mayor repercusión fue el de Dior, que durante 20 años estuvo en manos de Safilo.

Por otra parte, LVMH lleva a la óptica el pulso que mantiene con Kering, el segundo mayor grupo de lujo en el mundo y dueño de la marca Gucci. En 2020, Kering alcanzó una cifra de ventas de más 13.100 millones de euros.

Kering entró en el negocio de las gafas en 2014 con el objetivo de convertirse en uno de los actores protagónicos del sector. En ese contexto, fichó a Roberto Vedovotto en calidad de consejero delegado de Kering Eyewear. El ejecutivo conoce a fondo el negocio, ya que durante cuatro años trabajó en Safilo.

Entre enero y septiembre de 2021, Kering Eyewear registró unas ventas de 521 millones de euros entre enero y septiembre de 2021.