Inicio ENTREVISTAS Enrique Rubio (Conóptica): “Necesitaremos menos de dos años para recuperar el nivel...

Enrique Rubio (Conóptica): “Necesitaremos menos de dos años para recuperar el nivel del 2019 o incluso superarlo”

Enrique Rubio, director general de Conóptica.

Enrique Rubio, director comercial de Conóptica, cree que el sector de la óptica saldrá reforzado del impacto provocado por la pandemia de la covid-19, y que sabrá adaptarse a los cambios de hábitos de los consumidores.

Pregunta: Todo hace pensar que la pandemia de la covid-19 podría tener los días contados. ¿En qué estado ha llegado el sector de la óptica a este tramo del año tras la crisis sanitaria?

Respuesta: Mi confianza en las vacunas y en el desarrollo de tratamientos contra el covid es absoluta, así que estoy convencido de que la pandemia de la covid-19 tiene los días contados, al menos al nivel como la hemos conocido hasta ahora. El sector de la óptica llegará a este tramo final con un cierto sabor agridulce. Por un lado, la tremenda tristeza por aquellas personas fallecidas o que hayan sufrido la infección y que seguramente eran pacientes de establecimientos de óptica con los que tendrían incluso una entrañable relación de amistad. También el drama de todos aquellos establecimientos, en zonas turísticas o en centros comerciales que se han visto abocados al cierre por la pérdida brutal de negocio. Pero, a la vez, el sector ha demostrado su importancia para la población, abriendo de nuevo el debate sobre su incorporación al circuito de la asistencia primaria y salvo esas excepciones mencionadas, el sector de la óptica en España ha sufrido en general una caída mucho menor que otros sectores debido a la afectación por la pandemia por lo que podemos considerarnos relativamente afortunados.

P. ¿Cuáles son las enseñanzas que la pandemia de la covid-19 ha dejado en el sector?

R. Los aprendizajes los debe extraer cada uno a partir de su caso concreto pues cada profesional habrá vivido esta crisis de forma distinta en función de su localización, perfil de clientes, categorías de producto de mayor venta, etc. Mi valoración genérica, si es que se puede hacer, es que salud y prevención serán palabras clave en el futuro para una muy buena parte del sector y que aprender a convivir con la venta a través de canales en internet obligará a replantearse muy a fondo las categorías de productos y los servicios que ofrezcamos en nuestro establecimiento de óptica.

P. En 2008 explotó la burbuja inmobiliaria y la economía entró en una crisis brutal que afectó de lleno al sector óptico. ¿La salida será más rápida que en aquella época o, como en esa ocasión, tendremos que atravesar largos años por un desierto?

R. Será por mi condición de optimista irreductible, pero creo que la recuperación va a ser muchísimo más rápida, necesitaremos menos de dos años para recuperar el nivel del 2019 o incluso superarlo, y va a ser aprovechada por una muy buena parte del sector para estar más cerca de sus clientes/pacientes y revitalizar su oferta de servicios lo que redundará en una mejora de la imagen y de la reputación del sector en general delante de la población.

«salud y prevención serán palabras clave en el futuro para una muy buena parte del sector»

P. Ustedes trabajan a fondo con la orto-k. ¿Cree que esta técnica puede tener en España la aceptación que tiene en China?

R. La aceptación que la orto-k tiene en China y especialmente en los países del Asia Oriental, está ligada sobre todo a su aplicación como método de control del avance de la miopía. Dado que en estos países la prevalencia de la miopía entre la población joven llega a ser superior incluso al 90%, de ahí que la introducción de la orto-k en esos mismos países sea tan grande. Nosotros confiamos plenamente en estudios científicos publicados y es sus metaanálisis y en la numerosa práctica clínica detrás que avalan orto-k como uno de los métodos más eficaces para la gestión de la miopía. En ese sentido, Conóptica y nuestra casa madre en Alemania, Hecht Gmbh, apostamos decididamente por la familia de lentes de orto-k Seefree y Seefree Lite con la que, además, se puede trabajar de forma mucho más eficaz y rápida si se dispone de topógrafo Oculus.

P. Para todo en la vida hay hándicaps. ¿Cuál es el hándicap de la orto-k en España?

R. En realidad, no existe hándicap alguno para que continúe la buena progresión que hay en el mercado español con la introducción de la orto-k. Solo existen ciertos requisitos que deberíamos considerar básicos para que un establecimiento de óptica considere introducir la orto-k entre sus servicios: el equipamiento adecuado (un buen topógrafo y una buena lampara de hendidura) y la formación y soporte idóneo por parte del laboratorio que se elija como proveedor de dichas lentes.

«no existe hándicap alguno para que continúe la buena progresión que hay en el mercado español con la introducción de la orto-k»

P. Usted tiene una larga experiencia en el sector de la óptica y en el retail. ¿En qué aspectos, desde el punto de vista profesional y comercial, ha cambiado el óptico independiente en los últimos cinco años?

R. Los mercados y, por ende, sus miembros, no cambian per se, sino que se adaptan a los cambios de los hábitos de compra y consumo de sus clientes/consumidores, acuciados en mayor o menor medida por cambios en las tecnologías involucradas en dicho sector.  Es evidente que los deseos de comodidad, rapidez, flexibilidad, seguridad, confianza… que los consumidores buscamos cada vez más en nuestras compras, han ido modelando todos los mercados tanto en cuanto a la forma de ofrecer los servicios o productos, como incluso los propios productos. En este sentido el óptico independiente hace unos tremendos esfuerzos para adaptarse a ellos, en todo momento. Pensemos en que el sector, en pocas décadas, ha vivido acontecimientos tan relevantes como, por ejemplo, el lanzamiento de las lentes de reemplazo frecuente, el lasik, las lentes oftálmicas low cost, el canal de ventas de internet, el biselado y montaje remoto, la aparición de los pure players de gafa de sol, los equipos de gabinete cada vez más automatizados… y en todo momento el sector ha continuado creciendo tanto en facturación como en número de ópticas. Creo que esto demuestra sobradamente la gran capacidad de adaptación del óptico independiente.

P. Y las cadenas y grupos: ¿en qué han cambiado?

R. Han vivido y se han adaptado a los mismos cambios que el óptico independiente, es decir, todos los referentes al B2C, con la guinda adicional de tener que ofrecer todas las innovaciones y mejoras relacionadas con el B2B, para atender la demanda cada vez más exigente de servicios a sus socios o tiendas propias: tratamiento de datos, logística, plataformas de venta online, formación, gestión de compras y negociaciones con proveedores para definir categorías  de productos de venta exitosos a sus socios. Otra clara demostración de adaptación y flexibilidad ante los cambios del sector.

«Las cadenas y grupos se han adaptado a los mismos cambios que el óptico independiente, es decir, todos los referentes al B2C»

P. Tengo entendido que usted corre o corría maratones. ¿Qué le motiva o motivaba a imponerse este tipo de retos?

R. He sido un corredor tardío, por empezar a correr ya a cierta edad, y debo reconocer que nunca he llegado a correr una maratón, aunque si muchas de las siguientes por debajo en distancia.  Sobre todo, soy un gran aficionado al entrenamiento habitual, diario. Hay magníficos atletas en el sector tanto entre los ópticos como entre mis colegas de otras empresas, todos admirables, que darían una mucho mejor respuesta que yo a esta pregunta. Por mi parte, siempre he entendido el hacer deporte como algo esencial para encontrarme bien, mantener una forma física pensando siempre en el futuro, y tener esos momentos de desconexión personal o incluso de conexión con otras personas más allá de tu entorno laboral cotidiano. También ha habido retos puntuales, claro que sí, pero creo que es mucho más importante el reto de la constancia y la perseverancia al menos en mi caso.

P. ¿Qué libro le recomendaría a un óptico-optometrista y por qué?

R.Quienes me conocen saben que soy un ávido lector de temas científicos, neurociencia, mundo empresarial, etc. En este campo yo no recomendaría ningún libro en concreto, aunque evidentemente tengo mis autores favoritos y hay verdaderos “esenciales”, solo animaría a buscar en internet, leer referencias y tener mucha curiosidad y ganas de aprender. Esa es mi recomendación.

Pero, quienes más me conocen, saben que también soy un ávido lector, en la misma medida, sobre historia, prehistoria, evolución… también con mis autores favoritos y con mis “esenciales”, y, quienes me conocen todavía más, saben de mi amor, en algunos casos un poco obsesivo, por algunos libros clásicos y aquí si que haré dos recomendaciones obsesivas: El Quijote y Alicia en el país de las maravillas. Dos libros dispares sin nada que ver entre ellos, ni en su estilo, ni en su forma, pero con algo maravilloso en común en su fondo, la gran inteligencia de sus autores, lo insuperable de sus textos, su tremenda capacidad para hacerte reflexionar y reír a la vez en cada una de sus páginas. Siempre los recomendaré con entusiasmo, y muchas veces con poco éxito, debo admitir.

P.¿Cómo avizora el mercado de la óptica en cinco años?

R. Desde mi optimismo casi enfermizo, veo cambios apasionantes en el futuro para el sector de óptica. La revolución tecnológica en los equipamientos de diagnóstico y prevención, el Big Data, la inteligencia artificial, el espectacular avance de la medicina, el 5G, la hiperconectividad, el internet de las cosas, la customización, etc. van a obligar a los profesionales del sector, y a todos sus jugadores, a un apasionante ejercicio de adaptación, flexibilidad y creatividad en el futuro y eso debería de ser un acicate para todos para mantener un estado de formación y aprendizaje permanente, con la curiosidad siempre en estado de alerta. Cinco años en el futuro, estando en los años 20 del siglo XXI, pueden ser revolucionarios. Mantengámonos despiertos y apasionados para estar al día y disfrutémoslos.