Silhouette acelera en digitalización en los tiempos de pandemia. La empresa ha desarrollado un showroom virtual dirigido a los ópticos-optometristas, en el marco de su estrategia B2B,

“Con este lanzamiento hemos querido dar un paso más en materia de digitalización”, ha explicado Michael Schmied, director de marketing de Silhouette.

Schmied se incorporó a Silhouette a finales de 2019, con la finalidad de potenciar la marca a través de nuevas políticas de comunicación, diseño y relaciones públicas.

Silhouette va apuntalando su operativa con la tecnología desde el puntos de vista B2B y B2C

De esta manera, Silhouette va apuntalando su operativa con la tecnología. De hecho, el pasado diciembre -aunque desde un punto de vista B2C- estrenó probador virtual de gafas dirigido a los usuarios finales.

El grupo, con sede en Linz, cuenta con 1.600 empleados y con las marcas Silhouette y Evil Eye. La compañía alcanzó una facturación de 163 millones de euros en 2018.

Hasta noviembre, Silhouette también tenía entre su cartera de producto a Neubau Eyewear. Sin embargo, desde noviembre de 2020, Neubau opera de manera independiente, aunque continúa siendo parte del grupo.