El Consejo Mundial de Optometría (WCO, por sus siglas en inglés) y Coopervision mueven ficha en salud visual, conminando a los profesionales de la salud visual que adopten el control de la miopía como el estándar de atención y lo conviertan en una parte integral de sus establecimientos.

En la pasada Conferencia Internacional de Miopía 2022, escenificada el en Róterdam del 4 al 7 de septiembre, el WCO y Coopervision compartieron su visión sobre la mejor manera de tratar la miopía.

En las últimas décadas, la creciente prevalencia de la miopía se ha visto como una creciente epidemia de salud pública. La investigación sobre la miopía como entidad muestra que esta enfermedad puede conducir a condiciones que amenazan la visión, y las intervenciones clínicamente útiles y basadas en la evidencia para ayudar a retrasar el inicio y retrasar la progresión de la miopía están cada vez más disponibles.

La investigación sobre la miopía como entidad muestra que esta enfermedad puede conducir a condiciones que amenazan la visión

En este contexto, la WCO y Coopervision han definido el estándar de atención sobre la miopía basado en la evidencia como compuesto por tres componentes principales:

Mitigación: ópticos-optometristas que educan y asesoran a pacientes, padres e hijos, durante los exámenes oculares regulares y tempranos, sobre el estilo de vida, la dieta y otros factores para prevenir o retrasar la aparición de la miopía.

Medición: ópticos-optometristas que evalúan el estado de un paciente durante los exámenes completos regulares de la vista y la salud ocular, como la medición del error de refracción y la longitud axial siempre que sea posible.

Gestión: los ópticos-optometristas abordan las necesidades actuales de los pacientes corrigiendo la miopía, al mismo tiempo que brindan intervenciones basadas en la evidencia.