Pregunta: Los datos aportados por DBK Informa dan cuenta que la distribución de la óptica creció un 13,6% en 2021. ¿Cuáles son las previsiones para 2022?

Respuesta: Efectivamente, según nuestros datos, las ventas de los establecimientos minoristas de productos ópticos repuntaron un 13,6% en 2021, hasta alcanzar los 2.500 millones de euros, después del fuerte descenso registrado en 2020 a causa de la pandemia.

Las previsiones para el cierre de 2022 indican que se mantendrá el crecimiento, aunque con una variación más moderada. Estimamos una cifra de ventas de 2.600 millones de euros este año, lo que supone en torno a un 4% más que en 2021.

P. ¿Cuáles son los principales vectores que impulsarán el crecimiento?

R. La creciente necesidad de utilización de elementos compensadores de la visión por parte de la población, en un contexto de generalización del uso de dispositivos electrónicos y empeoramiento de la salud visual. Esta circunstancia continuará favoreciendo el crecimiento de la demanda sectorial a corto y medio plazo.

Otros factores, como la moda y la cada vez mayor preocupación de la población por su imagen, suponen oportunidades para el acenso de las ventas en los próximos años, así como las tendencias demográficas y, en particular, el creciente envejecimiento de la población.

No obstante, cabe destacar que el ritmo de crecimiento de la facturación se verá limitado a corto plazo por el deterioro de la coyuntura económica y la contracción de la renta disponible de los hogares.

P. En esta línea ¿Cómo puede afectar el actual contexto inflacionario a las previsiones?

R. La extraordinaria subida de los precios al consumo que estamos viviendo y su fuerte impacto sobre la capacidad adquisitiva de la población supone una importante amenaza para el sector. De esta forma, la elevada inflación afectará negativamente a la demanda de renovación en todas las familias de producto, y especialmente en las más asociadas con la moda, como las gafas de sol y las monturas.

Cabe anticipar también una creciente sensibilidad de los clientes al precio, penalizando los márgenes de los operadores.

«La subida de los precios al consumo que estamos viviendo y su fuerte impacto sobre la capacidad adquisitiva de la población supone una importante amenaza para el sector»

P. ¿Qué otros factores pueden llegar a frenar el crecimiento del mercado de la óptica?

R. Los desajustes en las cadenas de suministro globales, así como la tendencia al alza de los costes energéticos, logísticos y de aprovisionamiento son otras amenazas a las que se enfrenta el sector a corto plazo.

P. A pesar del crecimiento del mercado registrado en 2021, se ha producido un descenso en el número de puntos de venta ¿Por qué se está produciendo este fenómeno?

R. Sí, la oferta de establecimientos de distribución minorista de productos ópticos registró un descenso en el bienio 2020-2021, de manera que la fuerte caída de la demanda en 2020 motivada por la crisis sanitaria de la covid provocó el cierre permanente de algunos establecimientos que no pudieron sobrevivir a la pérdida de rentabilidad. La mayor parte de los ceses de actividad correspondió a operadores independientes, generalmente propiedad de accionistas familiares.

Al cierre de 2021 se contabilizaban 9.810 puntos de venta, frente a los más de 9.900 contabilizados a finales de 2019. Andalucía acaparó el 19,4% del total, situándose a continuación Madrid (14,0%), Comunidad Valenciana (13,6%) y Cataluña (13,4%).

P. ¿Tiene que ver en esto el desarrollo del canal online?

R. Una tendencia relevante en el sector es el desarrollo y consolidación de nuevos formatos de venta, como el canal online, por el que están apostando algunos de los principales operadores. El desarrollo del comercio electrónico, como está ocurriendo en otros sectores de actividad, puede estar motivando también en la distribución de óptica una reducción del ritmo de aperturas de nuevas tiendas físicas.

«Una tendencia relevante en el sector es el desarrollo y consolidación de nuevos formatos de venta, como el canal online»

P. ¿Por modos de distribución, qué tipo de organizaciones (cadenas, grupos de compra, etc.) son las que más crecen en el mercado español?

R. La mayor parte de los establecimientos se encuentran asociados a grupos de compra, sumando 5.950 puntos de venta a finales de 2021, lo que supuso el 60,7% del total, porcentaje que mantiene una tendencia alcista en los últimos años. En el caso de las cadenas, aglutinaban un total de 3.200 establecimientos, el 32,6% del total, algunos de ellos integrados también en grupos de compra. En conjunto, las ópticas asociadas a grupos de compra y/o integradas en cadenas alcanzaron unos 8.800 establecimientos en 2021, con una participación del 90% sobre la oferta total.

P. En los últimos 20 años, siempre se ha dicho que el óptico independiente no tiene futuro en España, pero siguen ahí. ¿De qué tipo de armas se están valiendo los ópticos independientes para mantenerse en el mercado?

R. Es cierto que continúan existiendo ópticas independientes, si bien en los últimos años su cuota en las ventas globales del sector se ha reducido de forma continuada. Se estima que actualmente solo en torno al 10% de los puntos de venta son establecimientos independientes, porcentaje que también mantiene una tendencia a la baja. En este contexto, se observa un creciente asociacionismo de puntos de venta independientes en grupos de compra como vía para mantener su posición en el mercado.

P. ¿Hay espacio en el mercado español de la óptica para la llegada de más operadores internacionales?

R. La ralentización del crecimiento de la demanda anticipa un aumento de la competencia entre las empresas del sector a corto plazo, lo que se configura como una barrera para la entrada de nuevos competidores, destacando también la barrera que supone la sólida posición que ocupan los principales grupos de compra y cadenas en el mercado.

P. Y qué me dice de posibles fusiones entre grupos locales ¿Podrían darse?

R. La tendencia de concentración de las ventas en un menor número de competidores se mantendrá previsiblemente a corto y medio plazo, debido tanto al crecimiento orgánico de los grandes operadores como a posibles operaciones de fusiones y adquisiciones de empresas. Cabe añadir que los cinco primeros grupos de compra o cadenas reunieron en 2021 una cuota de mercado conjunta del 47%, porcentaje que se situó en el 66,6% al considerar a los diez primeros.