Inicio SALUD VISUAL De la hipema a las lesiones de córnea: El 90% de daños...

De la hipema a las lesiones de córnea: El 90% de daños oculares en deportistas puede evitarse utilizando las gafas adecuadas

Las gafas son fundamentales para protegerse de la radiación solar. FOTO: Filip Mroz (Unsplash)

La práctica de un deporte puede ser riesgosa si no se toman precauciones. Visión y Vida ha revelado que el 90% de las lesiones oculares que sufren los deportistas puede evitarse utilizando las gafas correctas.

Entre las lesiones oculares más frecuentes destacan los traumatismos por golpes directos en el ojo, hemorragia ocular (hipema) producida por el golpe, lesiones superficiales en la córnea, lesiones por la sobreexposición a la radiación UV, inflamaciones de la conjuntiva o incluso desprendimientos de retina.

Visión y Vida ha explicado que los expertos sugieren que el uso de gafas de sol en el deporte debe ser una obligación. Sin embargo, en la práctica, este aún es un hábito poco extendido.

En la actualidad, las personas con y sin problemas visuales pueden utilizar gafas de sol

Las gafas de sol no solo protegen a las personas contra la radiación solar -que ahora que comienza el buen tiempo es de mayor intensidad- sino que previene los impactos directos de objetos o partículas que pueden dañar nuestro sistema ocular.

En la actualidad, las personas con y sin problemas visuales pueden utilizar gafas de sol, gracias a los últimos avances que se han registrado en la industria. “La mayoría de las gafas deportivas se pueden graduar, y también son muy prácticas en combinación con lentillas”, ha dicho Salvador Alsina, presidente de Visión y Vida.

“Las gafas, además, pueden mejorar el rendimiento de la persona reduciendo el deslumbramiento, protegiendo el rostro y bloqueando la entrada de polvo o partículas, además de evitar impactos y mejorar la calidad visual utilizando el color o el tratamiento más adecuado para la lente”, ha remarcado Alsina.

(También le puede interesar este artículo: El mercado de la gafa deportiva acelera el paso: crecerá un 22,4% hasta 2024)