Silmo abre sus puertas de viernes al lunes precedido por la fama de ser uno de los mayores salones de óptica en Europa y el mundo. En esta ocasión, son embargo, el certamen se convertirá en un termómetro que permitirá medir cuál es la temperatura del sector, una vez que parece que la sombra de la covid se va quedando atrás.

Ha llegado el momento de olvidarse del Silmo del 2021, que fue el punto inicial de una nueva normalidad, una manera de volver a comenzar tras la pandemia y que, sin duda alguna, nos ha traído hasta esta nueva edición que está generando muchas expectativas.

Silmo de Oro: los nominados 2022

Ahora, con toda seguridad, no solo que habrá más visitantes que en 2021, sino que Silmo también recobrará su carácter internacional, ya que el año anterior, el 63% de los visitantes provenía de Francia.

Silmo recobrará su carácter internacional, ya que el año anterior, el 63% de los visitantes provenía de Francia

Silmo es considerado como centro de negocios internacional y una plataforma para el lanzamiento de nuevas colecciones y marcas. Para el 89% de los expositores y el 93% de los visitantes (datos aportados por los organizadores), este evento es esencial para el sector por muchas razones: su amplia oferta de marcas y productos, y su forma de combinar información con formación, innovación, futurología y creatividad.

No hay más que decir. El salón aglutina todos los atractivos para empresas y visitantes. Ahora solo hay que esperar al lunes, que es cuando intuiremos por dónde van los tiros.