Inicio CONTEXTO Leonardo del Vecchio: ¿Cómo un hombre transformó a Agordo en el epicentro...

Leonardo del Vecchio: ¿Cómo un hombre transformó a Agordo en el epicentro mundial de las gafas?

Sede de Luxottica. (ahora Essilorluxottica) en Italia
Del Vecchio llegó a esta lugar en 1961 y levantó Luxottica.

Luxottica es la herencia de Leonardo del Vecchio, un hombre que creció en la pobreza, en un orfanato de Milán.

En las páginas de la historia, el 27 de junio de 2022 figurará como el día del fallecimiento de Leonardo del Vecchio, y el 30 de junio como el de su funeral en el PalaLuxottica, en Agordo, al que asistieron 5.000 empleados.

Luxottica también ha colocado una foto de su fundador en su página web. Se trata de una foto en blanco y negro, en la que se ve a un Del Vecchio de perfil, con una media sonrisa, mirando a lo lejos…

Es como si recordara ese lejano día de 1961, cuando dejó su natal Milán para trasladarse a Agordo, en los Dolomitas de Belluno, y montar una fábrica de gafas en un lugar que, en ese entonces, era desconocido para el mundo. En ese pueblo, que por aquellos años tenía 3.500 habitantes, levantó los cimientos de un grupo que se ha convertido en el número uno de la óptica a escala global.

Leonardo del Vecchio falleció el 27 de junio de 2022. FOTO: Luxottica
Leonardo del Vecchio falleció el 27 de junio de 2022. FOTO: Luxottica

“Cuando comencé como contratista, nunca pensé que llegaría tan lejos”, llegó a decir muchos años después, en una entrevista que está publicada en la web de Luxottica.

En 1971, con el olfato que caracteriza a los grandes empresarios, Del Vecchio creó su propia marca de gafas, Luxottica, cuya puesta de largo fue en Mido. Y, como la vida esta llena de momentos, de instantes que definen qué pasará en el futuro, ese fue el momento de Leonardo del Vecchio, porque el éxito alcanzado por su marca en ese naciente salón de óptica hizo que transformara el foco de su negocio, dejando la fabricación para terceros para desarrollar su propia enseña.

Pero la cosa no quedó ahí, porque Del Vecchio vio que no solo era importante fabricar, sino que era imprescindible comercializar su marca de manera directa; entonces, inició una estrategia de integración vertical con la adquisición de Scarrone, un distribuidor mayorista con un importante know-how en el mercado italiano de gafas.

(Leonardo del Vecchio: un visionario, un referente…)

En 1981, Luxottica ya era la mayor marca de Italia y el país le empezó a quedar pequeño. Así, la empresa arrancó con su proceso de internacionalización con la puesta en marcha de una filial en Alemania, el principal mercado europeo de las gafas. Luego, saltó el charco, con la adquisición de Avant-Garde Optics que, en aquellos tiempos, era una de las mayores distribuidoras de Estados Unidos.

En la década de los 90, Del Vecchio le dio gas a la expansión mundial de Luxottica a base de la compra de distribuidores independientes, la apertura de nuevas filiales, y el impulso de joint ventures en los principales mercados.

En paralelo, Luxottica comenzó a dar forma a una amplia cartera de producto con la firma de licencias con grandes diseñadores, como es el caso de Giorgio Armani, además de dedicar buena parte de su capital a la compra de marcas como Persol, Vogue Eyewear y Ray-Ban, que prácticamente se ha convertido en su buque insignia.

DOMINAR LA DISTRIBUCIÒN Y LA FABRICACIÓN

Con filiales en todo el mundo y un buen portfolio de marcas, Del Vecchio comenzó a consolidar su presencia en China con la puesta en marcha de una fábrica en Dongguan, en la provincia de Guangdong. Al principio, el paso lo dio de la mano de un socio japonés, pero en 2001 Luxottica se convirtió en el único propietario de la planta.

Essilorluxottica, China
Entrada a la fábrica de Luxottica en China. FOTO: Luxottica

En 2001, Luxottica también ganó terreno en el campo del retail con la adquisición de Sunglass Hut, uno de los principales distribuidores de gafas de sol premium en América del Norte, Australia y el Reino Unido. Con los años, Sunglass Hut se transformaría en un punto de referencia en todo el mundo para las gafas de sol.

Tres años más tarde, Luxottica amplía aún más su presencia minorista en América del Norte con la adquisición de Cole National, que incluye las cadenas de tiendas Pearle Vision, Sears Optical y Target Optical y Pearle Vision.

Sin embargo, eso no era suficiente para Del Vecchio, que en 2012 realizó un movimiento clave para consolidar a Luxottica en Latinoamérica: adquirió Grupo Tecnol, el mayor actor brasileño en gafas, y creó una plataforma de producción y distribución para operar en toda la región.

En 2014, Luxottica inició su proceso de transformación digital encaminándose hacia la omnicanalidad con la compra de glasses.com, una plataforma digital avanzada para la industria de las gafas. Glasses.com cuenta con una tecnología de prueba virtual que permite a los clientes crear un modelo 3D de su cara y superponer las gafas. En la actualidad, la plataforma es un laboratorio de innovación para el comercio electrónico y presta sus capacidades al grupo.

Cuatro años más tarde, Luxottica se fusionó con Essilor, creando lo que hoy es Essilorluxottica, una multinacional que factura más de 20.000 millones de euros al año.

Y aquí volvemos al 30 de junio y al PalaLuxottica, en Agordo, al sitio donde hace 61 años llegó Del Vecchio para convertir a ese pequeño pueblo del norte de Italia en el epicentro de las gafas, y donde 5.000 personas rindieron un homenaje al hombre que les colocó en el mapa del mundo.