Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Kering Eyewear se proyecta más allá de los 1.000 millones tras facturar...

Kering Eyewear se proyecta más allá de los 1.000 millones tras facturar 300 en el primer trimestre de 2022

Kering Eyewear
Roberto Vedovotto, consejero delegado de Kering Eyewear.

Kering Eyewear crece como la espuma y, si el negocio mantiene su ritmo actual, superará el techo de los 1.000 millones de euros en ventas a finales de 2022. La compañía, pilotada por Roberto Vedovotto, ha alcanzado una cifra de negocio de 300 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, un 36% más que en el mismo periodo de 2021.

De este modo, el negocio de las gafas se consolida dentro del Grupo Kering que, desde este año, ha renombrado al segmento Corporativo y otros como Kering Eyewear&Corporate.

Entre enero y marzo de 2022, Kering Eyewear ha registrado un crecimiento en todas las regiones y canales, y ha destacado la “fuerte contribución” a la facturación de marcas como Gucci y Cartier en particular, junto con la consolidación de Lindberg.

(¿Quiénes son el oro, plata y bronce de los fabricantes mundiales de gafas?)

Cabe destacar que Kering Eyewear está pendiente de cerrar la compra de Maui Jim, una operación que, de manera previsible, finalizará en el transcurso de este segundo trimestre. Desde ese momento, el grupo consolidará los resultados de Maui Jim.

En 2014, Kering dio el salto al negocio de las gafas con el objetivo de convertirse en uno de los actores protagónicos del sector. En ese contexto, fichó a Roberto Vedovotto en calidad de consejero delegado de Kering Eyewear. El ejecutivo conoce a fondo el negocio, ya que durante cuatro años trabajó en Safilo.