Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Kering Eyewear: salto adelante tras la pandemia

Kering Eyewear: salto adelante tras la pandemia

Kering Eyewear
Centro logístico de Kering Eyewear en Vescovana (Italia).

Kering Eyewear acelera en el mercado mundial de la óptica una vez que se ha superado la fase crítica del Covid-19. El grupo, liderado por Roberto Vedovotto, ha realizado varios movimientos estratégicos en los dos últimos meses con el objetivo de consolidarse como uno de los mayores actores en la industria global e la óptica.

El grupo, que entró en el sector de las gafas hace seis años, facturó 596 millones de euros en 2019, un 17,8% más que en 2018. Y, en el primer trimestre de 2020, cuando la pandemia obligó a la mayor parte del mundo a confinarse, sus ventas ascendieron a los 130 millones de euros.

Kering inició su particular desescalada en mayo, cuando puso en marcha una campaña publicitaria para impulsar las ventas de Gucci, su marca emblemática y sinónimo del lujo, en el travel retail. De hecho, se trata de una campaña de largo aliento -durará hasta enero de 2021- realizada por Harmony Korine, fotógrafo especializado en moda, en colaboración con Alessandro Michele, director creativo de Gucci.

Kering EYEWEAR Inició su particular desescalada en mayo, con una campaña publicitaria de Gucci

Después de eso, el grupo se ha hecho con las licencias de Chloé y Dunhill, con las que ha fortalecido su cartera de marcas que está formada por Gucci, Cartier, Saint Laurent, Bottega Veneta, Balenciaga, Alexander McQueen, Montblanc, Brioni, Boucheron, Pomellato, Alaïa, McQ, y Puma.

Hasta ahora, Chloé era una de las principales marcas de Marchon, mientras que Dunhill se encontraba en manos del grupo De Rigo, el propietario de la cadena española General Óptica.

Kering Eyewear - Gucci
Campaña publicitaria de Gucci para el ‘travel retail’. FOTO: Gucci

MOVIMIENTO EN LA DISTRIBUCIÓN

Kering Eyewear no se ha limitado a incorporar nuevas marcas a su oferta. La empresa encabezada por Vedovotto también se ha centrado en ganar capilaridad gracias a la distribución. Así, alcanzó un acuerdo estratégico con VSP Global, el dueño de Marchon, para impulsar la venta de sus marcas en el mercado norteamericano.

Cabe recordar que en 2019, Kering Eyewear adquirió una participación minoritaria en uno de sus socios más valiosos, Trenti, con la finalidad aumentar el control de su oferta y alcanzar asociaciones estratégicas clave con otros actores de la industria. En este contexto, renovó por tres años el acuerdo con Safilo, que se encargará de la fabricación y suministro de monturas y gafas de sol de Gucci hasta diciembre de 2023.

El grupo cuenta con un sistema de distribución a escala global que le permite servir a 20.000 clientes localizados en 110 países.  De hecho, opera en 25 mercados a través de 15 filiales situadas en Francia, Reino Unido, Alemania, España, Estados Unidos, Hong Kong, Japón, Singapur, Taiwán, China, Corea, Australia, India, Malasia y Oriente Medio.  

(También le puede interesar este artículo: Kering, con la óptica puesta en las gafas)