Inicio ENTREVISTAS Joan Pérez: “España es uno de los países europeos donde más se...

Joan Pérez: “España es uno de los países europeos donde más se practica la orto-k”

Joan Pérez

Esta entrevista forma parte del Cuaderno de la óptica, salud visual de audiología, un monográfico editado por Modaengafas.com, que está centrado en la miopía, una de las pandemias del siglo XXI.

Joan Pérez es uno de los ópticos-optometristas españoles que más trabaja con el orto-k. En la actualidad es profesor asociado en la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT), responsable de la Unidad de Adaptación de Lentes de Contacto del Centre Universitari de la Visió y responsable de la Unidad de Contactología Avanzada del centro oftalmológico Innova Ocular ICO Barcelona

Pregunta: ¿Cree que el confinamiento ha agravado la pandemia de la miopía? Si es así, ¿cuáles son los grupos de edad más afectados?

Respuesta: Hasta donde yo conozco, no hay estudios que demuestren una relación directa entre el confinamiento y el aumento de la miopía, pero me consta que hay equipos de investigación trabajando en esa línea.

No obstante, pienso que el confinamiento ha producido básicamente dos efectos que pudieran estar relacionados con el aumento de la miopía: un aumento de horas delante de dispositivos digitales y la imposibilidad de realizar actividades al aire libre.

En cuanto al uso y abuso de móviles, tabletas, ordenadores… la evidencia científica de la que disponemos nos indicaría que el riesgo no sería el uso de dichos dispositivos en sí, sino el excesivo tiempo de visualización en distancias muy cortas. Esto, en una primera instancia, más que una miopía lo que podría provocar es una pseudomiopía, debida a algunas alteraciones del sistema vergencial y acomodativo.

En cuanto a la falta de exposición a la luz natural, sí que hay estudios que indican que el estar expuestos a este tipo de luz brillante es un efecto protector ante la miopía y, por tanto, su falta, sería una causa para que las miopías pudieran sufrir un repunte durante la época del confinamiento.

«En la miopía intervienen factores genéticos, contra los que no se puede hacer nada»

No podría aventurarme a decir en qué grupo de edad pudiera haber más afectación, pero sabemos que cuanto antes aparezca una miopía en un niño, peor es el pronóstico en cuanto a número de dioptrías finales una vez se estabilice. Por tanto, el riesgo sería mayor cuanto más pequeño sea el niño.

P. Además del uso intensivos de dispositivos digitales ¿qué otros factores están influyendo en el crecimiento de la miopía, sobre todo entre la población infantil?

R. En la miopía intervienen factores genéticos, contra los que no se puede hacer nada y ambientales. Entre estos últimos, tal como hemos comentado anteriormente, la distancia de trabajo, las horas dedicadas a esas distancias cortas, y la iluminación ambiental, o falta de exposición a luz natural, pueden ser factores que ayuden al desarrollo y aumento de la miopía.

«Son numerosos los centros tanto optométricos como oftalmológicos, donde los optometristas realizamos esta técnica»

P. ¿La orto-k es una moda o un tratamiento con futuro?

R. Las primeras adaptaciones de lentes de contacto con el objetivo de realizar un efecto de orto-k datan de la década de los 60. Si nos basamos en el número de publicaciones científicas que tratan sobre ortoqueratología, vemos que estos últimos años están aumentando exponencialmente. Si consideramos además que hace un tiempo la orto-k solo se realizaba en unos pocos centros ópticos especializados, pero que hoy en día son numerosos los centros tanto optométricos como oftalmológicos, donde los optometristas realizamos esta técnica, son hechos indicadores de la buena salud de la que goza este tratamiento en la actualidad, y personalmente, creo la orto-k llegó para quedarse.

P. Según su criterio ¿cuáles son las fortalezas del orto-k?

R. Son varias las ventajas de la orto-k. En primer lugar, que sea cual sea su objetivo, permite que el usuario pueda gozar de una buena visión durante todo el día, sin la necesidad de tener que usar gafas, lentes de contacto durante el día y sin tener que haberse sometido a una cirugía refractiva. Las lentes de contacto se usan solo mientras se duerme, que es lo más parecido a no usarlas.

En segundo lugar, la orto-k es aplicable en adultos para compensar los defectos de refracción (miopía, astigmatismo e hipermetropía), y en niños con miopía en evolución con el objetivo de ralentizar su avance, por tanto, el abanico de posibles pacientes es amplio.

Y por último y para no extenderme en exceso, es que es un tratamiento reversible. Si el paciente está satisfecho con los resultados de la adaptación seguirá usando sus lentes por las noches como medio para compensar su defecto refractivo. Y si no lo está, al dejar de usar las lentes, su córnea recuperará su perfil original y con ello sus dioptrías originales, como si no hubiésemos hecho nada.

«la orto-k es aplicable en adultos para compensar los defectos de refracción (miopía, astigmatismo e hipermetropía)»

P. ¿Y los inconvenientes?

R. El principal, a nivel clínico, es que a priori no podemos garantizar que los resultados visuales vayan a ser 100% satisfactorios para cada paciente, ya que, por ejemplo. la amplitud de la zona óptica tratada dependerá de la miopía a tratar. Por ello, pacientes con altas graduaciones y pupilas de gran diámetro, o que trabajen en ambientes con poca iluminación pueden quejarse de halos tras el tratamiento.

Otro factor en estudio es si hay córneas que se “moldean” más fácilmente que otras. Hay ya algún artículo publicado al respecto, y yo mismo estoy realizando actualmente mi tesis doctoral en esa línea de investigación.

P. ¿Cuándo y cómo realizar control de la miopía en niños con ortoqueratología y lentes blandas?

El cuándo está claro. En cuanto estemos seguros estar ante una miopía en evolución y que le podamos poner las lentes de contacto al niño. Ahí entran en juego varios factores, como la edad y madurez del niño y la decisión de los padres en cuanto a decantarse por ortoqueratología o lentes de contacto blandas con diseños específicos para el control de miopía.

Respecto al cómo, para realizar ortoqueratología hay que disponer necesariamente de un topógrafo corneal y tener conocimientos específicos de cómo aplicar este tratamiento.

P. ¿Cuál es la situación de la orto-k en España?

R. Creo que hoy en día la orto-k ya es muy conocida por la mayoría de los compañeros, y es una técnica que, aun no estando disponible en todos los centros ópticos por diversos motivos, las encuestas sitúan a España como uno de los países europeos donde más se realiza esta técnica.

Y a nivel científico, es muy habitual encontrar españoles en congresos internacionales relacionados con la ortoqueratología y el control de la miopía.

«la orto-k se daría la mano con los diferentes diseños de lentes de contacto blandas para control de miopía»

P. ¿Qué otros métodos podemos utilizar para controlar la miopía?

R. En el entorno óptico, la orto-k se daría la mano con los diferentes diseños de lentes de contacto blandas para control de miopía. Son así mismo prometedoras las recientes noticias de lentes oftálmicas con geometrías especiales para el control de la miopía.

En la gestión de la miopía en el ámbito oftalmológico, se añade a las lentes de contacto la atropina a bajas concentraciones.

E insisto en la exposición a la luz natural que, si bien los últimos estudios nos indicarían que no ayudaría a ralentizar la miopía una vez instaurada, y que sí que serviría para prevenir su aparición, es un bien gratis para todos y que poniéndonos en el peor de los casos no frenase la miopía de un niño, no tiene efectos secundarios.

P. ¿Cuál es la situación de nuestro país, en cuanto al estudio de anomalías corneales, respecto a los de nuestro entorno?

R. Esta es una pregunta a la que no tengo respuesta, dado que como optometrista y contactólogo especializado en la ortoqueratología y en la gestión de la miopía, mi campo de investigación se aplica sobre córneas sanas, no patológicas. Únicamente trato córneas con ciertas anomalías cuando adapto lentes de contacto en casos especiales, como queratoconos, trasplantes de córneas, post cirugías refractivas no exitosas… pero como digo, las trato a nivel clínico, no a nivel de investigación.