Inicio CONTEXTO Del ‘smartphone’ a la infidelidad a la marca: cómo ha cambiado el...

Del ‘smartphone’ a la infidelidad a la marca: cómo ha cambiado el consumidor en la última década

Los actuales consumidores son infieles con las marcas. FOTO; Unsplash
Los actuales consumidores son infieles con las marcas. FOTO; Unsplash

Nada es igual desde hace una década. El desarrollo de la tecnología, con el teléfono móvil como punta de lanza, ha provocado una serie de cambios en el consumidor y en la relación que este tiene con las marcas. A estas alturas, aquello no resulta novedoso para nadie, aunque sí lo es el hecho de que el comportamiento de los consumidores se irá modificando cada vez más, y a una mayor velocidad.

Esto se desprende del estudio Next Marketing Trends & Skills, elaborado por el ESIC y la consultora GFK, con la participación de 26 directores de marketing de empresas que operan en diferentes sectores de actividad, como el del gran consumo, medios de comunicación,  energías renovables, entretenimiento o automoción.

El estudio hace hincapié en la infidelidad de los consumidores con las marcas, porque son más exigentes, incluso “despiadados”, ya que no perdonan ningún error en que pueda incurrir una empresa.

Los consumidores se no perdonan los errores que puedan cometer las marcas, porque se han vuelto más exigentes e informados

“Los profesionales del marketing de hoy se enfrentan a un consumidor muy activo, que se ve con poder para doblegar a las marcas, gracias al efecto amplificador que le proporcionan las redes sociales. Es un cliente despiadado e infiel, que busca experiencias inmediatas y al que cuesta segmentar, debido a su atomización”, señala el estudio.

Los directores de marketing consultados por GfK y ESIC coincidieron que los cambios registrados entre los consumidores les obligaron a realizar “una acelerada readaptación interna” en sus departamentos. Además, han tenido que experimentar y  aprender del ensayo-error y formarse en la nueva realidad. De hecho, han señalado que la utilización del móvil por parte de los clientes, aunque genera una gran cantidad de información, también dificulta el análisis de las tendencias.

En este contexto, se cree que “es clave crear campañas personalizadas donde el foco no sea el producto o servicio, sino el consumidor y su experiencia particular con la categoría y con la marca que desea ganar su preferencia… el 78% de los consultados apuesta por hacer una comunicación individualizada y emocional”.

¿ACELERAR O RALENTIZAR EL LANZAMIENTO DE NUEVOS PRODUCTOS?

El estudio también ha intentado dilucidar cuál es la cadencia con la que las empresas deben introducir productos al mercado, en un contexto en el que los cambios se van registrando a gran velocidad.

Así, el 60% de los profesionales de marketing cree que debe acelerar el lanzamiento de nuevos artículos y servicios para responder con eficacia a las demandas del mercado. No obstante, “hay quienes recomiendan bajar el ritmo de las innovaciones, ya que pueden estar produciendo un efecto contraproducente: se está abrumando al consumidor y no se le está dando tiempo de conocer, asimilar y adoptar los nuevos productos y servicios de las marcas”.