Inicio ANÁLISIS El momento dulce de las lentes progresivas

El momento dulce de las lentes progresivas

lentes progresivas
Óptica en Barcelona con una oferta de lentes progresivas en el escaparate. FOTO: Modaengafas.com

Ha sido necesario que la industria italiana de la óptica coloque sus ojos en España para darnos cuenta de la buena salud del mercado de las lentes progresivas.

En 2020, las progresivas representaron el 35,6% de las ventas en de lentes en el mercado español, según los últimos datos del Libro Blanco de la Visión editado por la Fedao, la patronal del sector.

De hecho, las progresivas han ido ganando, año tras año, peso en la cuenta de explotación de una óptica: en 2018, el 32,8% de las lentes que se vendían en una óptica eran progresivas; en 2019, habían crecido un punto más.

“Las lentes progresivas representan algo más de una tercera parte de las unidades de lentes vendidas. Se observa que el peso de estas lentes oftálmicas se incrementa en cada ejercicio”, dice en el Libro Blanco.

Las lentes progresivas representan algo más de una tercera parte de las unidades de lentes vendidas

Con el transcurso de los años, este producto representa la solución óptica por la que opta la mayoría de la población y “nos muestra la entrada en la presbicia de la generación de los baby boomers”.

Los datos del Padrón Continuo del Instituto Nacional de Estadística (INE) dejan ver una radiografía perfecta de las edades que tiene la población española. El 30,1% de los 47,4 millones de habitantes tiene entre 45 y 64, y el 20% 65 o más años.

LOS PRECIOS MEDIOS CRECEN

Los precios medios de las lentes progresivas también se han elevado: en 2019,lcada unidad de lentes para la vista cansada valía 159,63 euros; en 2019, el precio había subido a 164,06 euros, mientras que, en 2020, llegó a los 169,62 euros, según datos de Gfk que constan en el Libro Blanco.

La Fedao ha atribuido el alza de los precios, especialmente en 2020, a la sensibilidad del consumidor acerca de la importancia de adquirir productos de mayor calidad y prestaciones (filtros UV, filtros luz azul, tratamientos antirreflejos) debido al mayor tiempo de uso de pantallas en distancias cortas.

Hay negocio para rato.