Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Eastman invertirá 1.000 millones en levantar la planta de reciclaje molecular más...

Eastman invertirá 1.000 millones en levantar la planta de reciclaje molecular más grande del mundo en Francia

Eastmant construirá una fábrica de reciclaje en Francia
Instalaciones de Eastmant en Estados Unidos.

Eastman amplía el foco en Europa. La química, que suministra Acetate Renew a diversas empresas de óptica, construirá una planta de reciclaje molecular en Port-Jérôme-sur-Seine, en la región de la Normandía (Francia), la cual estará operativa en 2025.

El plan de Eastman es invertir hasta mil millones de dólares en instalar la planta de reciclaje molecular más grande del mundo en Francia, con una capacidad para reutilizar cada año unas 160 000 toneladas de poliéster.

El pasado enero, el consejero delegado de Eastman, Mark Costa, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunciaron los planes de la empresa. Dese ese momento, Eastman llevó a cabo un proceso de selección de tres ubicaciones potenciales, y decidió iniciar negociaciones exclusivas con Port-Jérôme-sur-Seine en Normandía.

(Eastman, el salto adelante de una empresa química en la óptica)

De acuerdo con la prospección realizada por la compañía, Port-Jérôme-sur-Seine ofrece proximidad de suministro a poliéster residual para materia prima, el espacio requerido para una instalación expansiva y la infraestructura necesaria para operaciones a gran escala.

La tecnología de renovación de poliéster (PRT) de Eastman es complementaria al reciclaje mecánico, y brinda una verdadera circularidad para los desechos plásticos difíciles de reciclar que, en la actualidad, permanecen en una economía lineal. Este material, como el PET o los textiles coloreados o degradados, generalmente se incinera porque no se puede reciclar de un modo mecánico. 

La tecnología de renovación de poliéster (PRT) de Eastman es complementaria al reciclaje mecánico

Eastman ha explicado que PRT crea un valor potencialmente infinito a partir de los materiales manteniéndolos de un ciclo de vida a otro. Con el rendimiento de poliéster altamente eficiente de la tecnología y las fuentes de energía renovable disponibles en Normandía, Eastman puede transformar los desechos plásticos en poliésteres de primera calidad con emisiones de gases de efecto invernadero hasta un 80 % menos que los métodos tradicionales.

La inversión de la compañía permitirá a Francia mantener su papel de liderazgo en la economía circular. El proyecto creará empleo para aproximadamente 350 personas y generará 1.500 empleos indirectos adicionales en reciclaje, energía e infraestructura.