Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Eastman, el salto adelante de una empresa química en la óptica

Eastman, el salto adelante de una empresa química en la óptica

Instalaciones de Eastmant en Estados Unidos.

Eastman acelera en la óptica. La empresa ha materializado su proceso de diversificación al convertirse en una de las mayores proveedoras de acetato reciclable para los gigantes de la óptica mundial.

El último gran paso de Eastman dentro del sector lo ha realizado con Safilo, que utilizará dos de sus materiales -Tritan Renew y Acetate Renew- en la fabricación de algunas de algunas colecciones de sus principales marcas a partir de enero de 2022.

Sin embargo, la entrada de Eastman en la óptica se produjo hace un año atrás, cuando llegó a un acuerdo estratégico con Mazzucchelli 1949. ¿Cómo funciona el acuerdo?

Eastman ya ha formado acuerdos con Safilo, Thélios y Marchon

Mazzucchelli proporciona los residuos de acetato a Eastman para su uso en la renovación de carbono. En paralelo, Eastman recicla los desechos que general los fabricantes de gafas para convertirlos en material nuevo, creando un verdadero circuito cerrado para la industria de las gafas. 

De esta manera se genera el Acetate Renew de Eastman, que se compone de un 60% de contenido biológico y un 40% de contenido reciclado certificado. El material resultante tiene un rendimiento idéntico al del acetato tradicional, lo que significa que puede dar a las gafas el mismo «aspecto y tacto» de primera calidad que los usuarios esperan del acetato tradicional.

Eastman también produce el Tritan Renew, un copoliéster de alto rendimiento

Eastman también produce el Tritan Renew, un copoliéster de alto rendimiento hecho con un 50% de contenido reciclado certificado. De hecho, Safilo será la primera empresa en fabricar colecciones con este material.

Producidos a través de las tecnologías de reciclaje circular avanzado de Eastman, de renovación de carbono (CRT) y de renovación de poliéster (PRT), los materiales de Eastman están hechos de plástico de desecho y, como tales, reducen el consumo de recursos fósiles y su huella de gases de efecto invernadero es significativamente menor que los materiales tradicionales que se utilizan para la fabricación de gafas.

Eastman también ha firmado contratos con empresas como Thélios, la joint venture de LVMH y Marcolin que también lanzará colecciones ‘eco’ desde 2022, o Marchon, la empresa de VSP Global que también está apostando por la sostenibilidad en la producción de gafas.