Inicio CONTEXTO De Essilorluxottica a Cione: el coronavirus impulsa el ecommerce en la industria...

De Essilorluxottica a Cione: el coronavirus impulsa el ecommerce en la industria de la óptica

FOTO: Blake Wisz (Unsplash)

Desde los gigantes de la óptica mundial hasta los mayores operadores locales: El Covid-19 ha dado alas a la venta online en la óptica, de manera especial, desde el mismo momento en que las ópticas comenzaron a cerrar sus puertas debido a la crisis sanitaria global.

Y si las persianas de los establecimientos bajaron, las del mundo virtual se han abierto de par en par, lo que ha permitido mitigar de alguna manera los efectos nocivos que ha tenido el coronavirus en las empresas, tanto grandes como pequeñas.

Así, el grupo español Cione decidió dar un paso más en su estrategia de digitalización en cuanto el gobierno de Pedro Sánchez declaró el estado de alarma con la finalidad de combatir a la pandemia. En este contexto, diseñó, ad hoc, un sistema para enviar  gafas o lentes de contacto a los domicilios de los pacientes.

Cione diseñó un sistema para enviar gafas o lentes de contacto a los domicilios de los pacientes

“Así, cuando el óptico tiene la graduación de las lentes y el modelo de montura, ahora tiene la posibilidad de direccionar sus pedidos en la web de Cione al domicilio de su cliente, sin pasar por la óptica. Y lo mismo ocurre con lentes de contacto de reposición periódica”, ha explicado José Antonio Santos, director de operaciones del Cione.

Más de 200 socios del grupo ya han utilizado el sistema y, dado los buenos resultados que ha tenido, Cione lo mantendrá  en cuanto finalice el confinamiento, para convertirlo en un servicio permanente para los ópticos.

Essilorluxottica, que en el primer trimestre de 2020 reportó un descenso de ventas del 10% debido a la pandemia, cerró las tiendas de sus cadenas en marzo, acatando las disposiciones emitidas por los diferentes países para frenar el brote del Covid-19.

Essilorluxottica aceleró sus ventas online en marzo, cuando en varios países se iniciaba la cuarentena

Sin embargo, desde ese momento, su actividad en el comercio electrónico se ha fortalecido, “ya que los consumidores han seguido comprando gafas y lentes de contacto a través de nuestras plataformas online”, ha señalado Essilorluxottica.

En marzo, las ventas online del Essilorluxottica se aceleraron, hasta alcanzar el 7% de los ingresos totales del grupo, frente al 5% del conjunto del trimestre (189,2 millones de euros); pero el ritmo de venta a través de Internet aumentó todavía más en abril.

Grandvision, que cuenta con 7.320 ópticas en el mundo, también ha sacado partido al canal online durante la cuarentena, una etapa en la que casi todos sus establecimientos de sus 35 cadenas han cerrado las puertas.

“Nuestras actividades de comercio electrónico han demostrado una gran capacidad de recuperación”,  ha explicado el grupo, cuyas ventas online crecieron un 250% en los sitios web de sus marcas, y un 60% en las plataformas de los pure players (Lenstore y Sightful) que también son de su propiedad.

(También le puede interesar este artículo: La óptica, en la senda de la digitalización)