Inicio ENTREVISTAS Blanca Fernández (Coooa): “Los ópticos tienen que incorporarse en la sanidad pública...

Blanca Fernández (Coooa): “Los ópticos tienen que incorporarse en la sanidad pública como personal estatutario”

Blanca Fernández, presidenta del Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Andalucía.

Blanca Fernández fue una de las protagonistas del verano al ser reelegida como presidenta del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía (Coooa). En un diálogo con Modaengafas, Fernández ha prometido seguir luchando porque los profesionales del sector sean admitidos con todos los derechos en la sanidad pública.

Pregunta: ¿Qué significa su reelección como presidenta del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía?

Respuesta: Una gran responsabilidad. Estoy muy satisfecha de la labor que hemos realizado en los últimos años y con esta reelección me propongo seguir potenciando los aspectos mejor valorados por los colegiados y continuar trabajando en nuevas propuestas. Aunque esta etapa de incertidumbre debido a la pandemia del Covid-19 está ocasionando muchos cambios en todos los niveles, tenemos que estar a la altura para lograr los máximos beneficios y ventajas para nuestros colegiados y que la profesión continúe con su tendencia al alza.

P. Durante su próximo mandato al frente del Coooa, ¿cuáles son los retos y reivindicaciones a los que se enfrenta?

R. Existen varios retos o desafíos en los que continuaremos incidiendo en los próximos años. Uno de ellos es la histórica exigencia a la Junta de Andalucía para que se cumplan nuestras demandas como ópticos-optometristas, en especial a que se incorpore en el Sistema Andaluz de Salud como personal estatutario.  

Otro de estos retos es la persecución activa contra el intrusismo profesional. Desde la Junta de Gobierno que presido, como venimos haciendo en los últimos años, continuaremos trabajando para garantizar que nadie pueda ejercer la profesión sin la titulación universitaria necesaria, con el fin de garantizar los derechos de colegiados y pacientes.

«continuaremos trabajando para garantizar que nadie pueda ejercer la profesión sin la titulación universitaria necesaria»

Por otro lado, también quería destacar el esfuerzo que hemos realizado en los últimos años, y seguiremos potenciando en los próximos, para ofrecer a nuestros colegiados una formación continuada integral, diversificada, subvencionada y basada en la evidencia científica a la altura de las necesidades, con el objetivo de actualizar conocimientos y que esto se vea reflejado en la mejora de la salud visual de la sociedad.

P. ¿Sobre qué otros pilares se sustentará su presidencia?

R. Continuaremos fomentando la interlocución con los colegiados a través de una comunicación proactiva, directa y bidireccional que permita escuchar quejas y sugerencias para seguir mejorando nuestro trabajo y los servicios que ofrecemos desde el Coooa.

Otro de los pilares, que nunca puede faltar en una organización colegial profesional como esta, es la transparencia. En este sentido, intensificaremos los sistemas ya implantados para continuar dando a conocer cómo gestionamos los recursos del Coooa, en claro compromiso con la excelencia y la información continua y actualizada.

Además de estos, en los próximos cuatro años estableceremos bonificaciones de cuotas en función de la situación laboral y medios de nuestros colegiados para aquellos que estén pasando por dificultades debido a la crisis pandémica actual; potenciaremos los servicios jurídicos, la bolsa de empleo y los protocolos de atención administrativa al colegiado y a los consumidores; desarrollaremos más y mejores convenios con entidades y apostaremos por una mayor gestión online administrativa invirtiendo aún más en la modernización y digitalización de la entidad.

P. ¿Cree que la figura del óptico-optometrista ha resultado fortalecida por esta situación de confinamiento y pandemia?

R. El hecho de que el decreto de estado de alarma promulgado por el Gobierno considerara a los ópticos-optometristas como personal sanitario esencial, ha sido un gran paso en nuestras reivindicaciones, poniendo de relieve ese perfil más sanitario de la profesión.

«Ser considerados como personal sanitario esencial en el decreto de estado de alarma ha sido un gran paso en nuestras reivindicaciones»

Como en todos los sectores, el nuestro también está sufriendo un gran revés durante esta pandemia. Sin embargo, incluso durante el confinamiento, cientos de ópticos-optometristas andaluces han puesto a disposición de la sociedad sus establecimientos y consultas de óptica y optometría a través de cita previa, para poder solucionar los problemas visuales que requerían de una mayor urgencia. Gracias a este esfuerzo y labor en primera línea de batalla, la población ha podido valorar y notificar que la nuestra es una profesión sanitaria esencial.

P. ¿Cuál es la vinculación que los ópticos andaluces tienen con la sanidad pública?

R. Como he destacado anteriormente, la incorporación en el SAS del óptico-optometrista es una reivindicación histórica que se hace desde este colegio profesional. En este sentido, hemos llevado a cabo en numerosas ocasiones diferentes reuniones con consejeros y delegados provinciales de Salud, trasladándoles las demandas y dándoles a conocer los beneficios que generarían tanto para la salud visual de la población como en la reducción de costes y demoras en las listas de espera de pacientes.  

La Ley Orgánica estatal 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las Profesiones Sanitarias, ya reconoce la categoría sanitaria del óptico-optometrista. Sin embargo, y pese a que hospitales y clínicas oftalmológicas privadas ya cuentan con optometristas en sus consultas demostrando los beneficios que esto supone en términos económicos y sanitarios, Andalucía aún no ha creado su correspondiente categoría profesional dentro de su sistema sanitario público. 

P. ¿Usted es de los que también cree que la profesión de óptico-optometrista está en peligro debido al auge de ofertas comerciales que hay en el sector?

R. Es cierto que la alta competencia, la guerra de precios de grupos comerciales, la proliferación de portales online, establecimientos que venden artículos sanitarios sin un control profesional… no suponen una ayuda al sector, sino que lo debilitan.

No obstante, si incidimos en poner de relieve el carácter sanitario de nuestra profesión para que la sociedad no nos identifique como simples comerciales de artículos para la visión la imagen de la profesión saldrá fortalecida.

«La venta en ciertos portales de internet de artículos ópticos sanitarios de adaptación individualizada representa un enorme riesgo para la salud visual de la población»

Es muy difícil separar estas dos vertientes, pero debemos de concienciar a la población de que nuestra actividad profesional no se traduce en vender, sino en detectar su anomalía visual, educarle para que pueda prevenir problemas oculares y visuales, y compensar las deficiencias en su sistema visual recomendándole diferentes propuestas de soluciones para que su visión vuelva a ser óptima. Y este trabajo necesario lleva asociado un esfuerzo, especialidad y experiencia que, lamentablemente, muy pocos aún saben valorar como es debido.

P. ¿Qué opina de la venta de lentes de contacto a través del canal online? ¿Cómo se debe regular este tipo de venta?

R. La venta en ciertos portales de Internet de artículos ópticos sanitarios de adaptación individualizada, como es el caso de las lentes de contacto, representa un enorme riesgo para la salud visual de la población, ya que no cuentan con el control profesional del óptico-optometrista y sus usuarios podría presentar problemas de incompatibilidad, al no haber sido adaptado directamente por este profesional sanitario de atención primaria. En este sentido, en el Coooa seguimos instando y denunciando para que las administraciones públicas persigan la venta online de este tipo de productos.

Por otro lado, desde nuestra plataforma Somos tu optometrista inculcamos a la población sobre este tipo de prácticas y ponemos en valor al óptico-optometrista como figura fundamental, incidiendo en que las lentes de contacto deben adquirirse siempre de manera presencial en establecimientos de óptica y optometría.

P. Ahora existe una corriente de vender gafas graduadas por internet. ¿Cómo profesional, cree que es factible hacerlo?

R. El comercio online está evolucionando de una manera exponencial en los últimos años y esto está haciendo que la mayoría de sectores tengan que adecuarse a las necesidades y exigencias de los consumidores.

Sin embargo, no debemos olvidar que la nuestra es una profesión sanitaria, y la única manera de que el óptico-optometrista pueda examinar la salud visual de una persona de manera fehaciente y detectar posibles patologías visuales es en la consulta a nivel presencial. Si no, el paciente estará autodiagnosticándose y con el uso de cualquier producto que adquiriera sin el asesoramiento del óptico-optometrista estaría expuesto a serios problemas visuales.

Los modelos de negocios pueden evolucionar y aumentar sus características y servicios. Entiendo que tenga que haber una transformación digital y pueda ser que ya haya establecimientos de ópticos-optometristas que compatibilicen sus ventas en online y en su local. Pero creo que, a día de hoy, la visita presencial al óptico-optometrista debe ser imprescindible para poder adquirir unas gafas graduadas o cualquier otro artículo de estas características.

P. ¿Cómo avizora la profesión de óptico-optometrista después de 10 años?

R. Predecir el futuro no es tarea fácil, y más cuando pueden surgir situaciones a nivel mundial como la que estamos viviendo actualmente.

Sin embargo, creo que, en base a las tendencias de los últimos años, nuestra profesión continuará siendo fundamental y muy demandada en el ámbito académico. La sociedad evolucionará hacia un mayor cuidado de la salud y nos daremos más cuenta de la importancia de la visión y de tener una óptima salud visual, haciendo que la labor del óptico-optometrista para detectar, prevenir, educar y compensar sea aún más esencial.