Inicio ENTREVISTAS Andrés Gené (presidente del Coocv): “Sanidad debe regular la venta de gafas...

Andrés Gené (presidente del Coocv): “Sanidad debe regular la venta de gafas graduadas y lentes de contacto en internet”

Entrevista a Andrés Gené
Andrés Gené.

Andrés Gené está al frente del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana (Coocv) y desde ahí ha emprendido una lucha contra el intrusismo en la profesión y ha multiplicado los esfuerzos para que los profesionales del sector tengan un mayor reconocimiento en la sociedad.

Pregunta:  ¿Usted es de los que también cree que la profesión de óptico-optometrista está en peligro debido al auge de ofertas comerciales que hay en el sector?

Respuesta: Todo depende del color bajo el que uno se mire. La mayoría de la información que recibimos es a través de nuestra visión, por ello unas buenas condiciones visuales son determinantes para un mejor rendimiento en muchas de las actividades que realizamos a diario. Hay que ser conscientes que los ópticos-optometristas somos los que ayudamos a tener una mejor visión a las personas, por ello hay que replantearse el tema de si es necesaria tanta oferta comercial, algunas de ellas denigrantes, que implican en ocasiones una diminución de la calidad del producto lo que va en detrimento del usuario. Debemos cambiar el rumbo comercial, como ya hay ópticos-optometristas que lo están haciendo, concienciando y educando a los pacientes del valor añadido del producto, y de la ayuda que podemos realizar para mejorar su calidad visual.

P. ¿Qué opina del aumento de la venta online de gafas de sol?


R. La gafa de sol está clasificada como Equipo de Protección Individual (EPI) y puede venderse en numerosos establecimientos. Sin embargo, la coherencia indica que, si consideramos que las lentes solares deben filtrar adecuadamente las radiaciones del sol, y que cada persona requiere un diferente nivel de protección solar, se debe concienciar a la población sobre la importancia de que las gafas de sol, además de un complemento de moda, es un elemento de protección. Por lo tanto, el establecimiento sanitario de óptica es el único que garantiza la calidad de las monturas y las lentes, y donde además obtenemos el asesoramiento profesional del óptico-optometrista.

P- ¿Y qué me dice de la venta online de lentes de contacto?

R. Con respecto a las lentes de contacto, la venta de productos a través de internet es una realidad y es entre los jóvenes donde este tipo de compra tiene una mayor penetración,   por ello es fundamental educar y concienciar a la población. Por otro lado, hay que recordar que debido a que la lentilla está en contacto directo con las estructuras oculares, una adaptación incorrecta, un mal control, o un uso indebido de la lente, incrementa los riesgos potenciales y las complicaciones para la salud ocular del paciente, con el consecuente gasto asociado para el sistema de salud

Por seguridad para los usuarios, y con el fin de reducir al máximo los riesgos de padecer alteraciones importantes en la salud ocular, se hace necesario recomendar visitas periódicas al óptico-optometrista, y que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social actúe evitando el libertinaje de la venta descontrolada y la indebida dispensación online de lentes de contacto, estableciendo los requisitos técnicos y condiciones mínimas exigibles que permitan un uso correcto individualizado y seguro de las mismas.

“Que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social actúe evitando el libertinaje de la venta descontrolada y la indebida dispensación online de lentes de contacto”

P. ¿Cree que es posible vender gafas graduadas por internet?

R. Como bien indica el Código Deontológico del Óptico-Optometrista: “Todas las lentes requieren una adaptación previa y un control por parte de un óptico-optometrista. Cada persona presenta unas características morfológicas y anatómicas diferentes, por lo que la mejor solución óptica siempre será individual y personalizada, bien en forma de gafas monofocales, bifocales, ocupacionales o progresivas, o mediante lentes de contacto”.

Teniendo en cuenta esto, difícilmente el sujeto puede encontrar, a través de internet, la mejor solución, individual y personalizada. Con la venta por internet no se puede garantizar dicha adaptación individualizada, ni los demás valores añadidos a la atención presencial.

P.: A su juicio, ¿qué deben hacer los ópticos-optometristas para competir con las grandes cadenas? ¿Cuál es su factor diferencial?

R. No se trata de competir sino de evolucionar e innovar, además de explicar e informar de forma más individualizada las características visuales al paciente y afianzar los servicios optométricos personalizados y de calidad. Ello permite diferenciarse del resto de ofertas, dado que cada profesional aplica su nivel de conocimiento y establece el valor de su producto donde considera.

Es necesario disponer de un referente que valide la calidad de la atención visual que ofrecemos a nuestros pacientes, por ello desde el cuerpo colegial estamos potenciando la Validación Periódica de la Colegiación (VPC). Este, sin duda, es un instrumento positivo que nos permite alcanzar los máximos niveles de excelencia dentro de la profesión. Cada uno, dentro de la deontología, es libre de elegir cómo y hacia dónde quiere ir en su ejercicio profesional, pero lo que es un hecho incuestionable es que cuanto más formados y actualizados estamos en nuestros conocimientos, mejores actuaciones profesionales realizamos. Muchos ópticos-optometristas ya están inmersos en este cambio, actualizándose mediante la formación continuada, para ofrecer la mejor atención posible a sus pacientes. Como muestra de este interés, en 2019 el Coocv ha realizado múltiples actividades formativas, en las que han participado más de 1.000 colegiados. La mejor herramienta para evolucionar es la actualización periódica de nuestro conocimiento.

“El incumplimiento de la colegiación conlleva sanciones de 5.000 a 150.000 euros”

P. El Coocv se ha lanzado a combatir el intrusismo. ¿Cuántos casos de intrusismo han detectado en 2019?
R. Defender nuestra profesión y a nuestros profesionales en todos aquellos ámbitos, políticos, sociales o económicos es una labor fundamental del Colegio de Ópticos-Optometristas. Una gran parte del ejercicio profesional se realiza en establecimientos sanitarios de óptica, aunque no es el único lugar de trabajo donde desarrolla su labor el óptico-optometrista, también trabaja en clínicas y en hospitales, en la investigación, en la docencia o como comercial. Bajo cualquier formato que se ejerza la profesión es necesario estar colegiado como ejerciente. Resulta inverosímil, que hoy en día, alguien ejerza ilegalmente. Además de que el incumplimiento de la colegiación conlleva sanciones de 5.000 a 150.000 euros, lo grave es poner en riesgo la salud de los pacientes, carecer de seguro de responsabilidad civil e incumplir el Código Deontológico de la buena praxis profesional.

El Colegio de Ópticos-Optometristas está firmemente involucrado en la defensa de la salud visual de los ciudadanos, y en denunciar toda clase de intrusismo o mala praxis realizada por individuos o profesionales que no dispongan de la necesaria cualificación y competencia tanto para los servicios como la venta de productos sanitarios.

En este año se han denunciado diversos establecimientos y personas que estaban dispensando servicios y vendiendo productos sanitarios de óptica de forma ilegal.

En esta labor de detección del intrusismo es fundamental la colaboración de todos, principalmente son los colegiados los que nos ponen en alerta de aquellos casos sospechosos de malas actuaciones o ejercicio ilegal. En el siguiente enlace se puede consultar si quién le ha adaptado el producto sanitario, o realizado el servicio optométrico es un profesional sanitario colegiado: https://www.ventanillaunicacgcoo.es/censo-colegiados-vpc

P.. ¿Cómo están afectando al sector la proliferación de las pseudoterapias optométricas? ¿Cómo frenar el crecimiento de este tipo de actividades?

R. Los ópticos-optometristas tenemos la responsabilidad de utilizar los mejores tratamientos con la mejor evidencia científica como fundamento y guía de nuestra práctica profesional. La terapia visual, también llamada ortóptica, es una disciplina exclusiva optométrica con base científica, englobada dentro de la rehabilitación visual. Sus aplicaciones son diversas y tienen como objetivo optimizar el rendimiento del sistema visual. En modo alguno puede confundirse la terapia visual con pseudoterapias u otros procedimientos con criterios dudosos y que carecen de una evidencia científica seria y contrastada.

“La terapia visual, también llamada ortóptica, es una disciplina exclusiva optométrica con base científica, englobada dentro de la rehabilitación visual”

Para concienciar, desde la organización colegial, además de realizar formación basada en la evidencia, se ha creado un Observatorio sobre las Pseudociencias. A nivel externo el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III han puesto en marcha una Plan Nacional de Protección de la Salud frente a las pseudoterapias, que se compromete a excluirlas de los sistemas públicos de salud y de los centros y establecimientos sanitarios, además de desarrollar una labor de información al público general sobre el grado de evidencia de las terapias en cuestión y los potenciales riesgos que comportan. En este sentido se ha publicado un primer listado de 73 tratamientos clasificados oficialmente como pseudoterapias entre las que se encuentran la Iridología, la Luminoterapia y la Posturología.

El óptico-optometrista tiene un compromiso absoluto con el conocimiento y la evidencia científica. En todos los casos, debe abstenerse de ofrecer pseudoterapias y productos y/o servicios ilusorios que se propongan como eficaces sin haber sido contrastados.

P. ¿Cuáles son los planes que tiene el Coocv para 2020? ¿Sobre qué pilares impulsará su gestión en 2020?

R. A nivel de nuestro colegio, 2019 ha sido un año muy intenso de acciones, además de la importante actividad formativa ofertada que comentaba anteriormente, me gustaría destacar que se ha puesto en marcha un servicio de consultoría profesional para nuestros colegiados. Adicionalmente se ha realizado una campaña de promoción de la profesión en radio, autobuses, carteles publicitarios y redes sociales para dar a conocer a la gente lo que somos y lo que hacemos los ópticos-optometristas. El lema ha sido VE a tu óptico-optometrista y VERÁS todo lo que puede hacer por ti.

“Se ha realizado una campaña de promoción de la profesión en radio, autobuses, carteles publicitarios y redes sociales”

Como planes para este próximo año, además de continuar promocionado la importante labor que desarrollamos los ópticos-optometristas, uno de los retos más importantes que tenemos por delante, para garantizar una más ágil, adecuada y completa asistencia a los pacientes es, a nivel de la sanidad pública, la inclusión del óptico-optometrista, en número suficiente, en el primer nivel asistencial, e incluso en hospitales y centros de salud. Resulta importante señalar que en aquellos centros donde ya están presentes, las listas de espera en oftalmología se han reducido drásticamente, permitiendo un mejor funcionamiento y optimización de los recursos humanos y materiales.

La incorporación real del óptico-optometrista en número suficiente a la sanidad pública, como profesional más preparado para cubrir las necesidades visuales altamente prevalentes, va en beneficio de la salud de la población, permitiendo una mejora global en los servicios sanitarios prestados, y la optimización de recursos, disminuyendo el coste y las abultadas listas de espera. A la vez que se contribuye a mejorar la capacidad resolutiva de la Red Asistencial, potenciando la Atención Primaria en sus aspectos, preventivos, asistenciales, pertinencia y de derivación, cuando se requiera, bajo un modelo de salud integral.