Inicio HUELLAS Óptica Jesús, el establecimiento que renació de entre el lodo

Óptica Jesús, el establecimiento que renació de entre el lodo

Fachada de Óptica Jesús. FOTO: Google Maps

El Casco Viejo de Bilbao ya no se concibe sin Óptica Jesús. El establecimiento, situado en la calle Sombrerería, salta ante los ojos de los transeúntes gracias al maniquí de un óptico-optometrista que hay en la puerta, y que deja a las claras que ahí se vive por la profesión.

Si usted pasa por ahí a primera hora de la mañana, los más probable es que Jesús Gómez Eguren, que ahora tiene 84 años, esté en uno de los despachos de la segunda planta de Óptica Jesús, leyendo la prensa.

De hecho, Jesús Gómez es un ser omnipresente en esa Óptica Jesús, que abrió sus puertas el 8 de abril de 1950 por iniciativa de su padre. Entonces, Jesús tenía 14 años; era apenas un crío que al poco tiempo viajaría a Barcelona para estudiar la carrera de óptica que, por aquellos años, se impartía en un centro situado en la calle de las Egipcíaques, cerca de Las Ramblas.

El padre de Jesús Gómez en la puerta de la óptica. No hay referencia del año de la foto.

Después de 70 años, Óptica Jesús es un referente en Bilbao, esa ciudad que hasta hace unas décadas reflejaba, tanto en sus calles como en su ría, su carácter netamente industrial, y que ahora es una de las urbes más cosmopolitas de Europa.

Óptica Jesús fue forjando su historia en un local situado en el número 1 de la calle Sombrerería, donde funcionó hasta el verano 1983.

Ese año fue trágico, puesto que se registraron fuertes lluvias en el País Vasco que provocaron las inundaciones arrasaron Bilbao. En el casco antiguo, donde funcionaba Óptica Jesús, el agua alcanzó hasta los tres metros de altura.

El temporal dejó 39 muertos e ingentes pérdidas. Las instalaciones de Óptica Jesús quedaron completamente destruidas. Por suerte, Jesús Gómez tuvo la oportunidad de adquirir un local de tres plantas en la misma calle Sombrerería, y ahora se puede afirmar que Óptica Jesús renació de entre el lodo.

Los hermanos Txarroalde, Iker, Jesús e Ibón, dirigen Óptica Jesús.

Jesús Gómez, junto a otros ópticos de diferentes partes de España fue uno de los fundadores de la cooperativa Multiópticas, de la que se separó más tarde, con la finalidad de operar de manera independiente.

Y mientras Jesús Gómez lee la prensa, sus tres sobrinos, que representan a la cuarta generación de la familia, llevan las riendas de Óptica Jesús. Eider Txarroalde es la gerente general; Ibón Txarroalde se encarga de todo lo relacionado con los asuntos ópticos, desde graduar hasta revisar la visión de los usuarios. Iker Txarroalde, por su parte, se encarga del área de audiología.