Inicio SALUD VISUAL Los ópticos gallegos advierten a la población del peligro del Síndrome Visual...

Los ópticos gallegos advierten a la población del peligro del Síndrome Visual Informático

La miopía es una de las pandemias del siglo XXI.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia (COOG) impulsa una campaña de salud visual. El organismo, presidido por Eduardo Eiroa, ha alertado de los peligros del Síndrome Visual Informático (SVI) debido al uso prolongado de pantallas.

La campaña se ha lanzado con motivo del Día Mundial de la Visión, que se celebra el 8 de octubre. El SVI es una afección que provoca visión doble, borrosa, fobia a la luz, lagrimeo, sequedad ocular, enrojecimiento de los ojos u otros síntomas como náuseas y mareos, e incluso un aumento de la miopía.

El COOG ha explicado que este año la situación es más complicada, porque la crisis del coronavirus ha provocado que la vuelta al cole sea un tanto peculiar, de tal forma que muchos centros educativos apuestan por la enseñanza online como una posible solución a esta situación. Esta modalidad implica que los niños usen dispositivos electrónicos, en especial ordenadores, para poder seguir las clases y realizar sus tareas durante el nuevo curso.

el COOG aconseja a las personas seguir unas normas de ergonomía visual y emplear la regla 20/20/20

Por este motivo, el COOG aconseja a las personas seguir unas normas de ergonomía visual y emplear la regla 20/20/20: dejar de mirar la pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos y centrar la mirada en cualquier punto que esté a 20 pies (más de 6 metros) de distancia para descansar la vista.

También hay que adaptar los espacios de estudio en casa para evitar problemas visuales ante la posibilidad de incremento de clases online; ajustar los colores del monitor para que sean siempre claros y mates (es importante configurar los caracteres y el tamaño de la fuente, que no sea muy pequeño, para facilitar la legibilidad”.

Además de la regla 20/20/20, realizar descansos de cinco o diez minutos cada hora, parpadear con regularidad para evitar la sequedad ocular y realizar ejercicios visuales, como cerrar los ojos o desviar la mirada con el fin de evitar algunos de los síntomas del SVI.