Inicio HUELLAS La óptica con rostro de mujer

La óptica con rostro de mujer

FOTO: Miguel Bruna (Unsplash)

María Jesús, María Dolores, María Isabel, Eva, Inmaculada, Mireia… Las mujeres son mayoría en el sector de la óptica.  

Basta con recorrer las aulas de las facultades de óptica y optometría de las diferentes universidades españolas, empezando por la Complutense de Madrid hasta llegar a la de Murcia, para darse cuenta de una realidad que es más grande que el sol.

Y es tan diáfana la evidencia que se refleja en las ópticas, donde la mayor parte del personal es mujer, sin importar si se trata de un establecimiento perteneciente a una cadena, a un grupo o a un óptico independiente. Ellas siempre están ahí.

Los números también confirman la realidad: de los 18.036 ópticos-optometristas que ejercen la profesión en España, 11.422 son mujeres. Es decir, el 63,3% del total.

El 63,3% de los ópticos-optometristas de España es mujer

A pesar de ello, la mayor parte de cargos directivos de las empresas del sector lo desempeñan los hombres. La excepción más conocida es la de Eva Ivars, que dirige la filial española de Alain Afflelou y, de paso, lidera el área de digitalización del grupo francés en todo el mundo.

La representación de las mujeres también es minoritaria en los órganos de dirección de los diferentes colegios de ópticos-optometristas de España. En este contexto, destacan Inmaculada Aparicio, decana del Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León; Blanca Fernández, presidenta del Colegio de Oficial de Ópticos-Optometrista de Andalucía; y María Dolores Villaescusa, presidenta del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de la Región de Murcia.

Por suerte, en los últimos años, el peso de las mujeres ha aumentado en los cuadros de profesores de las facultades de óptica y optometría de las universidades españolas. En la actualidad, María Jesús Giraldez Fernández es la decana de la facultad de la Universidad de Santiago de Compostela; María Isabel Sánchez es la decana de la facultad de la Universidad Complutense de Madrid…

Conviene recordarlo cada día, no solo el 8 de marzo.