Inicio CONTEXTO La histórica L’Amy, víctima de un robo dos meses después de suspender...

La histórica L’Amy, víctima de un robo dos meses después de suspender pagos

Instalaciones de L'Amy. Foto tomada de la página web de la compañía.

L´Amy, tras cuernos palos. La empresa francesa, una de las históricas del sector y en situación concursal desde el pasado junio, ha sido víctima de un robo durante el último fin de semana.

El 17 de agosto, cuando el personal acudió a su puesto de trabajo, descubrió lo que había pasado dentro de la empresa, según recoge Le Progrès. El diario francés asegura que la magnitud del hurto es significativa y afecta directamente a las monturas.

En la actualidad, L´Amy se encuentra en suspensión de pagos, después de que solicitara de manera voluntaria su entrada en los juzgados, ya que su situación financiera se agravó debido a la crisis del coronavirus.

L’Amy es una de las empresas históricas de la óptica francesa. Sus orígenes se remontan a 1810 como vendedora de monturas a Suiza e Italia, principalmente. En 1879, la compañía amplió su mercado y empezó a exportar a Australia.

Los orígenes de L’Amy se remontan a 1810 y ahora es una de las últimas empresas de gafas que quedan en el Haut-Jura

La empresa pasó por una de las épocas más duras con motivo de las dos guerras mundiales, llegando a suspender su actividad. No obstante, en 1945 volvió a operar, forjando vínculos con la Escuela Nacional de Óptica de Morez.

En 1970, L’Amy se convirtió en la empresa número uno de su campo en Francia, produciendo 1,2 millones de pares de gafas al año con una participación del 75% en las ventas de exportación, según conta en su propia página web.

En 1978, se creó la subsidiaria L’Amy en Connecticut (Estados Unidos) con la finalidad de aumentar la distribución de sus colecciones de gafas en el mercado norteamericano. En 1989 se formaron dos filiales más, L’Amy en Milán y L’Amy Australia con sede en Sídney.

En la actualidad, el Grupo L’Amy tiene una cartera completa de marcas complementarias centradas en dos segmentos de moda y estilo de vida” y se ha especializado en la producción de gafas bajo licencia. De hecho, la compañía es una de las últimas fabricantes del Haut-Jura, antiguo bastión de la industria de las gafas de diseño en Francia.