Inicio CONTEXTO La covid-19 ‘rompe’ a la industria de las gafas en Belluno

La covid-19 ‘rompe’ a la industria de las gafas en Belluno

Sede de Marcolin en Longarone.

Hablar de la provincia italiana de Belluno es casi lo mismo que hablar de gafas.  No en vano, Belluno es la cuna de los gigantes del mercado mundial de la óptica, cuyo desarrollo ha sido vital para el crecimiento de la zona.

Situada al norte de Italia y haciendo frontera con Austria, Belluno tiene una población de 206.000 habitantes. En Agordo, uno de los pueblos de la provincia, está la sede Luxottica, mientras que en Longarone se levantan los cuarteles generales de Safilo, Marcolin, De Rigo y Thélios.

Sin embargo, la armonía que se ha respirado en la zona durante los últimos años se ha venido a romper debido a la covid-19, ya que las exportaciones de gafas han caído en picado y, por ende, la economía de Belluno.

Las exportaciones de gafas de Belluno se contrajeron en 787 millones de euros en 2020

En términos generales, las exportaciones de Belluno se redujeron un 21,8% en 2020 hasta los 3.166 millones de euros. El asunto es que el 65,4% de las ventas al exterior ha sido generado por las gafas, un producto que vio descender sus ventas 27,5% en términos interanuales. ¿Qué significa eso? Que las ventas de las gafas a los mercados internacionales se contrajeron en 787 millones de euros, según datos de la Cámara de Comercio de Treviso y Belluno recogidos por Il Corriere delle Alpi.

De hecho, el descenso de las exportaciones de gafas desde Belluno fue dramático en el primer semestre del año, al registrar una caída interanual del 40%. Solo entre abril y junio, las ventas se contrajeron en casi 500 millones de euros.

Las expediciones de gafas al exterior comenzaron a repuntar en el segundo semestre de 2020, aunque no han servido para revertir la tendencia.

(También le puede interesar este artículo: Belluno, de una tragedia a otra: la resiliencia de la meca mundial de la óptica)