Johnson&Johnson engorda su cartera de producto con el lanzamiento de unas lentes de contacto hechas para “satisfacer las necesidades de estilos de vida digitalmente intensos”.

En concreto, se trata de la introducción de las lentillas Acuvue Oasys Max 1 Day, que incluye la tecnología TearStable y filtro de luz OptiBlue.

La tecnología TearStable está diseñada para maximizar la estabilidad de la película lagrimal y retener la humedad para una comodidad excepcional durante todo el día.

Johnson&Johnson, paso adelante en Europa: introduce su lente de contacto para présbitas en Francia

OptiBlue, por su parte, tiene el filtro azul-violeta para reducir la dispersión de la luz y lograr una claridad visual excepcional, de día a noche. Además, los lentes bloquean el 99,9% de los rayos UVA y el 100% de los rayos UVB, según Johnson&Johnson.

John Buch, investigador de Johnson&Johnson, ha dicho que la vida ha cambiado en los tiempos postpandemia. “Debido a que ahora destinamos más tiempo a los dispositivos digitales, diseñamos estas lentes de contacto escuchando los comentarios de los pacientes y de los profesionales del cuidado de los ojos para abordar los requisitos del estilo de vida y ayudar a prevenir que los ojos secos y cansados”.

De manera paralela, la multinacional ha lanzado en el mercado estadounidense las lentillas Acuvue Oasys Max 1 Day multifocal, con la finalidad de abordar el mercado de los présbitas.

A inicio de 2022, las lentillas Acuvue Oasys Max 1 Day multifocal recibieron la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la aprobación de Health Canadá y de la Comisión Europea.

Por la venta de lentes de contacto, Johnson&Johnson facturó 910 millones de dólares en el primer trimestre de 2022, un 6,2% más frente al mismo periodo de 2021.