Los trabajadores y usuarios de los establecimientos de óptica están obligados a seguir usando mascarillas.

Eso se desprende del Real Decreto 286/2022, de 19 de abril, por el que se modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la covid.

Aunque el decreto, publicado en el BOE del 20 de abril, no nombra de manera taxativa a las ópticas, pero hace alusión a la utilización de las mascarillas en los “centros, servicios y establecimientos sanitarios según lo establecido en el Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre”.

En el Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre, se define a las ópticas como establecimientos sanitarios “donde, bajo la dirección técnica de un diplomado en óptica y optometría, se realizan actividades de evaluación de las capacidades visuales mediante técnicas optométricas; tallado, montaje, adaptación, suministro, venta, verificación y control de los medios adecuados para la prevención, detección, protección, mejora de la agudeza visual; ayudas en baja visión y adaptación de prótesis oculares externas”.

De hecho, el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Cataluña ha informado a sus colegiados que se mantiene la obligatoriedad de las mascarillas en los establecimientos y gabinetes. En cambio, el resto de las medidas de prevención (como la aplicación del gel hidroalcohólico o el uso de pantallas protectoras) dependerán del director de cada óptica.