Inicio CONTEXTO “Debemos extremar las medidas de precaución en las ópticas para evitar contagios...

“Debemos extremar las medidas de precaución en las ópticas para evitar contagios del Covid-19”

FOTO: David Travis (Unsplash)

Ningún consejo sobra para evitar contagiarse del Covid-19. El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (Coocyl) ha pedido a los profesionales de la de la salud visual que extremen las precauciones a partir del momento en que  reabran sus ópticas dentro de la denominada “nueva normalidad”.

Las ópticas que han atendido las urgencias durante el estado de alarma ahora empiezan a dar cita previa y, desde el lunes 11 de mayo, dependiendo de qué provincias, pasarán a la fase 1 y levantarán las persianas de forma generalizada con nuevas normas y controles sanitarios.

«Debemos seguir las recomendaciones que se planteen desde el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad de Castilla y León para los profesionales sanitarios, entre quienes, como ópticos-optometristas , estamos incluidos”, dice Inmaculada Aparicio, decana del Coocyl. “Al tratarse de una enfermedad transmisible, debemos extremar las medidas de precaución en la atención de los establecimientos sanitarios de óptica y así colaborar en frenar la expansión del virus y reducir las fases de contagio”, señala.

Los protocolos de seguridad establecidos han de servir para que la vuelta al trabajo se produzca en condiciones de protección frente a la pandemia

Aparicio considera que los protocolos de seguridad establecidos han de servir para que la vuelta al trabajo se produzca en condiciones de protección frente a la pandemia, tanto para los trabajadores como para los ciudadanos que acudan a las ópticas.

“Debemos actuar con precaución, cautela y proporcionalidad, y asumir la importancia de que todos los ciudadanos se muestren comprometidos con las limitaciones; solo la responsabilidad individual nos ayudará a minimizar los riesgos”.

RECOMENDACIONES PARA LA REAPERTURA

Esta semana ha empezado la atención con cita previa en las ópticas de la Castilla y León y el próximo lunes, 11 de mayo, las provincias que cumplan las condiciones del Gobierno pasarán a la siguiente fase de la desescalada, la fase 1, en la que habrá una apertura generalizada con aforo limitado.

En este contexto, además de los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad para la incorporación del personal en los centros de óptica, se debe establecer un triaje telefónico entre los posibles usuarios para concertar solo cita previa con las personas asintomáticas y sin riesgo de contagio de Covid-19, para lo que se han establecido algunas preguntas recomendadas, como: ¿ha tenido en los últimos 14 días sintomatología como fiebre, tos, disnea, pérdida de gusto y/o olfato?, ¿ha estado en contacto con personas infectadas o con sospecha?, ¿ha pasado la infección?, ¿está en cuarentena?

Se debe establecer un triaje telefónico entre los posibles usuarios para concertar solo cita previa

Una vez concertada la cita, se deberán organizar debidamente las atenciones específicas, teniendo en cuenta cómo y dónde se va a atender al usuario-paciente. Planificar de antemano facilitará actuar con seguridad para, posteriormente, llevar a cabo la desinfección completa de todo lo utilizado, como instrumentos, gafas de prueba, lentes, mentoneras…

ENTRADA AL ESTABLECIMIENTO

Una vez que se reciba al usuario en el establecimiento de óptica, habrá que mantener el distanciamiento social mínimo de 2 metros, por lo que el tamaño del local condicionará el número de personas que pueden estar en su interior. Se impedirá la entrada a quien presente síntomas de viriasis o haya estado en contacto de riesgo con un infectado.

Ha de llevarse la protección adecuada, mascarilla y guantes, y efectuar la desinfección de manos a la entrada del establecimiento, para lo cual se dispondrá de solución hidroalcohólica.

El usuario deberá acudir solo en la medida de lo posible, y solo se permitirá acompañante en casos de estricta necesidad, como personas dependientes o menores de edad. Además, no deberá moverse de la zona específica delimitada y señalada, donde será atendido por un profesional con el material de protección adecuado.

Las monturas y gafas de sol serán mostradas y probadas por el personal del establecimiento

Las monturas y gafas de sol serán mostradas y probadas por el personal del establecimiento y el material utilizado será retirado para su posterior desinfección antes de devolverlo a la zona de exposición.

Se eliminarán, en la medida de lo posible, todos los elementos del mostrador, como expositores, cartelería, entre otras. También se establece el posible uso de pantallas protectoras de metacrilato o similar en ciertos aparatos que requieran romper la distancia de seguridad mínima recomendada.

Además de la higiene personal, se pondrán los medios necesarios para garantizar la higiene de los lugares de trabajo, ya que la limpieza y desinfección son importantes medidas preventivas. Es crucial asegurar una correcta limpieza de las superficies y de los espacios, haciendo hincapié en aquellos de contacto frecuente, como pomos de puertas, barandillas, etc.