Inicio HUELLAS De Óptica Médica a Óptica Yepes, una historia de 50 años

De Óptica Médica a Óptica Yepes, una historia de 50 años

Establecimiento de Óptica Yepes

Por Jaime Cevallos

Francisco Yepes Aragón, a sus 67 años, ha dado un paso fundamental para apuntalar la imagen de una de las ópticas históricas de Murcia, con la apertura del segundo centro de Óptica Yepes.

El nuevo establecimiento -localizado en el en el número 18 de la calle San Pedro- es toda una declaración de intenciones de Francisco Yepes, que empezó en la profesión cuando era un crío, con apenas 16 años. Y ahora, medio siglo después sigue al pie del cañón, pero en compañía de sus dos hijos: Francisco, óptico-optometrista de profesión y director técnico de la empresa, y Rubén, gerente general.

Sin embargo, para hablar de la Óptica Yepes hay que remitirse a Óptica Médica, que era el nombre original de este establecimiento, en el que Francisco dio sus primeros pasos en el sector en calidad de trabajador. En ese entonces, el centro funcionaba en un local situado en los aledaños de la Cardenal Belluga, y en Murcia había gran movimiento por los trabajos del nuevo encauzamiento del río Segura y la anexión de la pedanía de Espinardo.

Interior de la Óptica Yepes en la calle Ceballos, en Murcia.

Cuando el dueño de Óptica Médica se jubiló, la traspasó a Francisco y otro empleado, que siguieron juntos en calidad de socios. No obstante, hace casi dos décadas, ambos decidieron separar sus caminos y Francisco se llevó la Óptica América a un local de 60 metros cuadrados, en el número 5 de la calle Ceballos.

Rubén, el hijo de Francisco, explica que hace seis años tuvieron la oportunidad de trasladarse a un local de 200 metros cuadrados, situado en el mismo edificio de la calle Ceballos. Y no solo aprovecharon la ocasión, sino que decidieron adoptar el nombre de Óptica Yepes.

“Todos saben que somos los mismos de Óptica Médica; aquellos padres que hoy traen a sus hijos para que les revisemos la visión, eran los niños a los que mi padre les hacía las gafas”, dice Rubén.

Y la rueda sigue y el tiempo no detiene su marcha. Rubén cree que el nuevo centro de la calle San Pedro le dará mayor potencial a Óptica Yepes, para que los niños que hoy los visitan con sus padres sigan haciendo lo mismo cuando sean adultos.