Inicio SALUD VISUAL De la conjuntivitis a la discapacidad visual: los peligros de comprar lentes...

De la conjuntivitis a la discapacidad visual: los peligros de comprar lentes de contacto por internet

Ojo afectado por una conjuntivitis. FOTO: IMO

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia (Coog) pone en marcha una campaña de salud visual centrada en contactología. El organismo, presidido por Eduardo Eiroa, ha advertido a la población que el uso de lentillas compradas en portales de internet puede provocar serios daños a sus ojos.

La entidad ha lanzado esta alerta teniendo en cuenta que se avecinan las vacaciones de verano, y que más de 2,5 millones de personas en España ya utilizan lentes de contacto para corregir sus defectos refractivos.

“Aunque la lente de contacto es un producto sanitario que debe estar dispensado por un óptico-optometrista, todavía hay muchas personas que deciden comprarlas en páginas web dedicadas a su venta sin ningún control profesional ni sanitario, algo que pone en riesgo su salud visual y puede causar la aparición de alteraciones visuales e incluso daños oculares”, ha advertido el Coog.

Hay muchas personas que deciden comprar sus lentillas en páginas web que no tienen ningún control sanitario

De hecho, el uso de lentes de contacto sin la supervisión de un profesional de la salud visual puede provocar conjuntivitis, inflamaciones de la córnea, reacciones alérgicas, abrasiones en la córnea por un mal ajuste de las lentes de contacto y la reducción de la agudeza visual, que puede interferir en actividades diarias como leer o conducir. Además, en los casos más graves se han detectado queratitis microbianas, una infección poco frecuente pero grave, y úlceras en la córnea que pueden requerir de tratamiento oftalmológico y en los peores casos degenerar en una discapacidad visual.

El Coog ha recalado que los usuarios deben exigir que un profesional adapte sus lentes de contacto a los ojos de forma correcta, con un examen completo y una prueba previa de porte, además de recibir las indicaciones de uso y manipulación a través del adiestramiento de un óptico-optometrista.

LENTILLAS DESECHABLES

El Coog también ha recomendado a los usuarios que usen lentillas desechables durante el verano, puesto que, de esta manera, se evitan el trabajo continuo de limpieza que puede resultar complicado cuando se viaja.

En paralelo, el Coog ha advertido de que, aunque estas lentes tengan filtro ultravioleta, no sustituyen a las gafas de sol, pues solo protegen de la radiación solar la córnea y parte de la conjuntiva, pero el resto del ojo y los párpados continúan expuestos.

“Para proteger los ojos se deben seguir responsablemente las instrucciones de uso y conservación de las lentes de contacto, además de realizar un mantenimiento correcto y mantener su higiene, con el objeto de evitar molestias y problemas corneales, como erosiones, úlceras o infecciones”, ha señalado el Coog.