Inicio AUDIOLOGÍA Oyendo el futuro…

Oyendo el futuro…

FOTO: Mark Paton (Unsplash)

Este artículo forma parte del último Cuaderno de Modaengafas.com, que habla sobre las perspectivas del negocio de la audiología tras la covid-19, y de las posibilidades de crecimiento que tiene dentro de la óptica.

La industria de la audición ha dado un salto cualitativo en la última década, tanto en el desarrollo ergonómico de los audífonos como en el de las tecnologías de audición, haciendo que el adjetivo analógico suene a siglo XIX, cuando, hasta hace tan solo dos décadas, marcaba el devenir del sector.

Pero si en los últimos años las grandes multinacionales de la audiología ya habían traspasado a otra dimensión bajo la etiqueta de modernidad, la irrupción de la pandemia de la covid-19 ha venido a marcar un antes y un después en la industria: de hecho, en pleno confinamiento, las empresas comenzaron a desvelar aquellas alquimias que se ‘cocinaban’ en sus departamentos de I+D bajo estricto secreto, para traernos la audiología en remoto.

“El desarrollo más destacado (de los últimos años) es el ajuste en remoto para hacer pequeños cambios. Ya que en mi caso durante años he tenido pacientes de distintos puntos de España y creo que esto es un plus de tranquilidad tanto para el paciente como para nosotros”, dijo Rosa Albaladejo, logopeda y audióloga de larga trayectoria, en una entrevista publicada en Modaengafas.com.

El informe de la OMPI deja ver el músculo innovador que mueve a las grandes empresas de audiología

Obviamente, esa tecnología no ha nacido en la orfandad, sino que ha venida precedida por lo que los expertos del sector denominan conectividad, así como por unos audífonos que no tienen nada que ver con aquellas prótesis que todavía se veían hace algunos años y que tanto indisponían a quienes las utilizaban.

Ahora, todo lo que hay parece insuperable, ya que se trata de unos desarrollos en los que se han tenido en cuenta todos los detalles, desde los más grandes hasta los más nimios. El asunto es que todo eso -que fue presentado en los últimos meses a través de actos virtuales (cosas de la pandemia)- podría quedar anticuando en muy pocos años, si nos atenemos al informe de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) de 2021, que recoge los datos desde 1998 a 2019.

El informe deja ver el músculo innovador que mueve a las grandes empresas del sector, a aquellas multinacionales que se dedican a la fabricación de productos y al desarrollo de nuevas tecnologías pensadas para solucionar las necesidades de las personas con problemas auditivos.

UN SECTOR PUJANTE

Centro de I+D de WS Audiology, donde se elaboran
las nuevas funciones complejas, como la función de
procesamiento de voz propia patentada de Signia.
FOTO: WS Audiology

La industria especializada en audiología siempre se ha mostrado pujante a la hora de desarrollar ayudas para las personas que sufren de pérdida auditiva (estimada en el 5% de la población mundial, según datos de la OMS). De hecho, esa ha sido una de las características de la industria, empezando por la fabricación de las trompetas auditivas del siglo XVII, hasta llegar a los audífonos digitales y ultramodernos que vemos en la actualidad.

Entre 1998 y 2019, las empresas del sector han presentado 14.198 solicitudes de patentes de tecnología de asistencia auditiva, según se desprende del informa de la OMPI. De estas patentes, 10.381 están relacionadas con los audífonos y bucles de inducción (que es el tema que atañe al sector).

En lo que concierne a los audífonos, el número de solicitudes de patentes se mantuvo estable hasta 2013. Desde entonces, las solicitudes de patentes para este tipo de artículos han caído en un 4%.

LAS MULTINACIONALES

Las multinacionales del sector son los que están volcadas en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías, según se desprende del informe de la OMPI. WS Audiology lidera el top 5 de las empresas que han presentado solicitudes de patentes, con un total de 1.188.

La suiza Sonova, que en abril puso en marcha unas instalaciones de última generación en la localidad de Murten para el desarrollo de la tecnología inalámbrica, ocupa el segundo lugar de la clasificación con 846 solicitudes de patentes.

Las multinacionales del sector son los que están volcadas en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías

Demant, el dueño de Bernafón y Oticon, se encuentra en la tercera posición con 527 solicitudes de patentes, seguido de Cochlear con 441, y GN Group, el propietario de la marca Beltone, con 333 peticiones de patentes.

La mayor parte de las patentes en el campo de la audición se presentaron en Estados Unidos. Sin embargo, las solicitudes también han llegado -aunque en menor cuantía- a las oficinas de patentes de China, Unión Europea, Japón, Corea del Sur, Alemania y Australia, principalmente.

Cabe destacar que en España se han presentado 140 solicitudes de patentes desde 1998 hasta 2019, que es el marco temporal del informe de la OMPI.

Eric Bernard, presidente y consejero delegado de WS Audiology, el grupo que más peticiones de patentes ha registrado en 21 años, ha dicho que en el grupo “nos enfocamos en crear un clima favorable para una variedad de innovaciones, ya que esto impulsa nuestra cartera de productos y atrae talento innovador”.

La estrategia de presentación y protección de patentes de WS Audiology asegura que la mayoría de las invenciones hoy en día estén protegidas en tres o más jurisdicciones. Tradicionalmente, Estados Unidos y Europa han sido los mercados preferidos para los inventos de esta categoría. Sin embargo, las empresas también están comenzando a recurrir a los mercados asiáticos y las solicitudes de patentes en China ya están dirigidas por WS Audiology.