Inicio SALUD VISUAL Paso adelante en las terapias para frenar el avance de la presbicia

Paso adelante en las terapias para frenar el avance de la presbicia

FOTO: Vanessa Bumbeers (Unsplash)

La ciencia da un paso adelante en su afán de frenar el avance de la presbicia. Investigadores del Instituto de Oftalmología del University College London (UCL) han desarrollado una terapia que previene la pérdida de la capacidad visual por temas de edad.

La investigación, publicada en el Journal of Gerontology, ha sido liderada por el profesor Glen Jeffery, del UCL, quien ha recalcado que, a partir de los 40 años, la sensibilidad de la retina y su visión del color se debilitan gradualmente y “con el envejecimiento de la población, este es un problema cada vez más importante”.

«Para tratar de detener o revertir esta disminución, buscamos reiniciar las células envejecidas de la retina con pequeñas ráfagas de luz de onda larga», ha explicado Jeffery.

«Las mitocondrias tienen características específicas que influyen en su rendimiento a la hora de captar la luz»

En personas de alrededor de 40 años, las células en la retina del ojo comienzan a envejecer cuando las mitocondrias, cuyo papel es producir energía (conocida como ATP) para aumentar su función, también declinan.

La densidad mitocondrial es mayor en las células fotorreceptoras de la retina, que tienen altas demandas de energía. Fruto de todo esto, la retina envejece más rápido que otros órganos, con una reducción del 70% del ATP a lo largo de la vida, causando una disminución significativa en la función de los fotorreceptores.

BASES DE LA INVESTIGACIÓN

La investigación se basó en datos obtenidos en anteriores experimentos realizados con ratones, abejorros y moscas de la fruta, cuyos fotorreceptores de la retina encontraron mejoras significativas cuando sus ojos estuvieron expuestos a una luz roja profunda de 670 nanómetros (longitud de onda larga).

Para el estudio, se reclutaron 24 personas (12 hombres, 12 mujeres), con edades comprendidas entre 28 y 72 años

«Las mitocondrias tienen características específicas que influyen en su rendimiento a la hora de captar la luz: se absorben longitudes de onda más largas que abarcan de 650 a 1000 nm y mejoran el rendimiento mitocondrial para aumentar la producción de energía», ha dicho el profesor Jeffery.

La población de fotorreceptores de la retina está formada por conos, que proporcionan visión periférica y la adaptan a condiciones de poca luz.

Para el estudio, se reclutaron 24 personas (12 hombres, 12 mujeres), con edades comprendidas entre 28 y 72 años, que no tenían enfermedad ocular. Al comienzo, todos los ojos de los participantes fueron evaluados para determinar la sensibilidad de sus bastones y conos. 

Los investigadores encontraron que la luz de 670 nm tuvo un impacto positivo en los individuos

Así, la sensibilidad de la varilla se midió en ojos oscuros adaptados (con pupilas dilatadas), pidiendo a los participantes que detectaran señales de luz tenue en la oscuridad; la función de cono fue probada por personas que identificaban letras de colores con un contraste muy bajo y parecían cada vez más borrosas.

LINTERNA DE LED

Luego, a todos los participantes se les dio una pequeña linterna de LED (fabricada para el experimento) para que se la llevaran a su casa para que miraran la luz de rojo intenso de 670 nm durante tres minutos por día durante dos semanas. 

Los investigadores encontraron que la luz de 670 nm no tuvo impacto en los individuos más jóvenes, pero en aquellos de alrededor de 40 años y más, se detectaron mejoras significativas en su condición visual.

La sensibilidad al contraste del color del cono (la capacidad de detectar colores) mejoró hasta en un 20% en algunas personas de alrededor de 40 años o más. Las mejoras fueron más importantes en la parte azul del espectro de color que es más vulnerable al envejecimiento.

“Nuestro estudio muestra que es posible mejorar significativamente la visión que ha disminuido en individuos de edad avanzada mediante exposiciones breves simples a las longitudes de onda de luz», ha concluido Jeffery.