Inicio SALUD VISUAL Novartis, paso adelante en la investigación de un tratamiento para el edema...

Novartis, paso adelante en la investigación de un tratamiento para el edema macular diabético

Novartis. Sede. Edema Macular Diabético

Novartis ha dado otro paso adelante en la investigación de un tratamiento para las personas que sufren edema macular diabético (EMD), tras divulgar los primeros resultados interpretables del segundo año del estudio de fase III Kestrel, que evaluó la seguridad y eficacia de Beovu (brolucizumab) 6 mg en pacientes con esta enfermedad.

Los resultados del segundo año de Kestrel fueron consistentes con los observados en el primer año, incluido el mantenimiento de la agudeza visual mejor corregida, y reducciones sostenidas en el espesor del subcampo central (CSFT), según una nota de prensa emitida por Novartis.

“Además, numéricamente, menos pacientes con Beovu tenían líquidos intraocular o subretiniano en comparación con los pacientes tratados con aflibercept. CSFT es un indicador clave de líquido en la retina, y el líquido es un marcador clave de la actividad de la enfermedad”.

Más del 40% de los pacientes con Beovu se mantuvo en intervalos de dosificación de 12 semanas

Más del 40% de los pacientes con Beovu se mantuvo en intervalos de dosificación de 12 semanas, y el 70% de los pacientes que completó el primer ciclo de 12 semanas después de la carga permaneció con la dosificación de 12 semanas hasta el segundo año, “lo que demuestra el potencial de Beovu para ofrecer resolución líquida. en más pacientes con EMD con menos inyecciones versus aflibercept”.

“Con una edad promedio al momento del diagnóstico de 48 años, el EMD afecta principalmente a adultos en edad laboral, lo que significa que controlar su visión, además de múltiples comorbilidades relacionadas con la diabetes, puede resultar en pérdida de productividad e inestabilidad laborales”, dijo Dr. David M Brown, director de investigación de Retina Consultants of Texas, en la nota de prensa.

“La dosificación extendida y la resolución de fluidos observadas en el segundo año del ensayo clínico Kestrel sugieren que Beovu tiene el potencial de ayudar a los pacientes apropiados a manejar su enfermedad de manera más conveniente y efectiva con intervalos de dosificación cada 12 semanas después de una fase de carga inicial», señaló David M Brown.