Inicio CONTEXTO Marketing de impacto: la publicidad de Polette en el centro de la...

Marketing de impacto: la publicidad de Polette en el centro de la polémica por la campaña de ‘Orgasmic’

Polette. Campaña de las gafas Orgsamic,. Modaengafas.com
Imagen de la web de Polette con la campaña de la colección Orgasmic.

Polette levanta una polvareda tras su última campaña de marketing. La compañía belga de gafas low cost ha sido cuestionada por el contenido de los carteles publicitarios de la colección Orgasmic, en los que aparecen fotografías de mujeres desnudas.

Un usuario elevó una queja al Jurado de Ética Publicitaria (JEP), en Bélgica, argumentando que Polette ha hecho un uso inapropiado y muy sexista del cuerpo femenino.

El JEP se ha puesto en contacto con Polette, que explicó que la campaña de la colección Orgasmic tiene como objetivo abordar el tema de la censura y el tabú en relación con el placer de la mujer y su imaginería en un mundo moderno, en el que no se ha aceptado la sexualidad femenina como algo natural, normal y real, en el al mismo nivel que la sexualidad masculina.

(Las gafas ‘low cost’ de Polette ponen el ojo en España: abrirán un ‘showroom’ en Madrid)

Si bien este mensaje con valores feministas no aparece directamente en la campaña, las imágenes en cuestión, “representan efectivamente a mujeres asumiendo el placer sexual femenino y no a mujeres en una posición de sumisión o retratadas como objetos sexuales”, según el JEP.

De hecho, el JEP considera que las imágenes no contienen ninguna representación denigrante de la mujer y no atentan contra su dignidad. No obstante, es de la opinión de que las fotos son visibles desde la vía pública y que muchas personas, que no son necesariamente conscientes del deseo del anunciante de eliminar los tabúes sociales relacionados con la sexualidad femenina, pueden escandalizarse por estas representaciones del cuerpo femenino desnudo para promocionar las gafas.

En este contexto, el JEP cree que las fotos son susceptibles de provocar reacciones negativas por parte del público. Por ello considera que la marca debía formular un aviso de reserva de acuerdo con el artículo 1 de sus normas y apeló a la responsabilidad del anunciante.