Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Marcolin cierra en números rojos el primer semestre de 2019 a pesar...

Marcolin cierra en números rojos el primer semestre de 2019 a pesar de crecer un 3,1%

Sede de Marcolin en Italia
Sede de Marcolin en Italia.

Marcolin tiñe sus cuentas semestrales de rojo. La compañía italiana de óptica registró unas pérdidas de 3,8 millones de euros en el primer semestre del ejercicio (finalizado el 30 de junio), frente al beneficio de 1,2 millones que había obtenido en el mismo periodo del año anterior. El resultado es un efecto de la aplicación de la nueva normativa contable Ifrs16.

La empresa, que acaba de abrir una filial en Singapur, situó sus ventas en 257,6 millones de euros entre enero y junio, lo que representa un crecimiento del 3,1% respecto a los primeros seis meses del pasado año.

En el periodo en análisis, Marcolin obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) de 26,2 millones de euros, por debajo de la cifra que, en este apartado, alcanzó un año atrás, y que fue de 28,2 millones de euros.

Marcolin facturó 257,6 millones de euros entre enero y junio, lo que representa un crecimiento del 3,1%

Por zonas geográficas, Marcolin elevó las ventas en todos los mercados, salvo en Asia y resto del mundo, donde sus ventas retrocedieron un 4,9% y 27,3%, respectivamente, hasta 15,4 millones y 20,8 millones de euros.

Mientras que, la cifra de negocio de la compañía se incrementó un 11,7% en las Américas, hasta llegar a 107,6 millones de euros; el aumento fue más moderado en la Unión Europea (excluyendo Italia), situándose en 4,7%, hasta 113,7 millones de euros. En Italia, Marcolin facturó 20 millones de euros, un 3% más, y en el resto de Europa ingresó 93,6 millones de euros, un 5,1% más.