Inicio SALUD VISUAL Los ‘smartphone’ podrían ayudar a prevenir la ceguera por glaucoma

Los ‘smartphone’ podrían ayudar a prevenir la ceguera por glaucoma

Ojo afectado por el glaucoma.
Las lente de contacto podrán ayudar a monitorear el avance del glaucoma.

Los teléfonos móviles podrían usarse para escanear los ojos de las personas en busca de signos de advertencia temprana de glaucoma, lo que ayuda a prevenir enfermedades oculares graves y ceguera, revela un nuevo estudio realizado por la Universidad de Birmingham.

En concreto, los científicos de la Universidad de Birmingham han llevado a cabo con éxito experimentos utilizando ondas sonoras y un modelo de ojo, publicando sus hallazgos en Engineering Reports.

Khamis Essa , director del grupo de fabricación avanzada de la Universidad de Birmingham y coautor del estudio, ha explicado que se descubrió “una relación entre la presión interna de un objeto y su coeficiente de reflexión acústica. Con una mayor investigación sobre la geometría del ojo y cómo esto afecta la interacción con las ondas sonoras, es posible utilizar un smartphone para medir con precisión la de presión intraocular (PIO) desde la comodidad del hogar del usuario”.

Las ondas sonoras utilizadas como método de medición móvil detectarían valores crecientes de PIO

Algunas de las enfermedades relacionadas con los ojos más comunes son evitables y presentan fuertes factores de riesgo antes de su aparición, pero es mucho más difícil identificar un grupo de personas en riesgo de glaucoma.

El glaucoma está asociado con niveles elevados de presión intraocular (PIO); una forma precisa y no invasiva de controlar la PIO de un individuo durante un período prolongado ayudaría a aumentar significativamente sus posibilidades de mantener su visión.

Las ondas sonoras utilizadas como método de medición móvil detectarían valores crecientes de PIO, lo que provocaría un diagnóstico y tratamiento tempranos.

Los factores de riesgo de otras enfermedades oculares son más fáciles de evaluar; por ejemplo, en el caso de la retinopatía diabética, las personas con diabetes están específicamente en riesgo y se les monitorea constantemente para detectar pequeñas protuberancias que se desarrollan en los vasos sanguíneos del ojo.

Los factores de riesgo de otras enfermedades oculares son más fáciles de evaluar

El método actual para medir la PIO es la tonometría de aplanación, en la que se aplican gotas anestésicas seguidas de un tinte no tóxico en los ojos del paciente. Sin embargo, “hay problemas y errores de medición asociados con este método”, según los autores del estudio.

Un factor de riesgo independiente de glaucoma es tener un grosor corneal central (CCT) delgado, ya sea por ocurrencia natural o por un procedimiento común como la cirugía ocular con láser.

Un CCT delgado provoca lecturas artificialmente bajas de la PIO cuando se usa la tonometría de aplanación. La única forma de verificar la lectura es mediante un examen ocular completo, lo que no es posible en una situación móvil. Además, el equipo es demasiado caro para que la mayoría de la gente lo compre para el monitoreo del hogar a largo plazo.

Un CCT delgado provoca lecturas artificialmente bajas de la PIO cuando se usa la tonometría de aplanación

La PIO es una medida vital de una visión saludable, definida como la presión creada por la renovación continua de los fluidos oculares. La hipertensión ocular es causada por un desequilibrio en la producción y el drenaje del líquido acuoso, más común en los adultos mayores. El riesgo aumenta con la edad, lo que a su vez aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle glaucoma.

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico que se estima que afecta a 79,6 millones de personas en todo el mundo y, si no se trata, causa daños irreversibles. En la mayoría de los casos, la ceguera se puede prevenir con el control y el tratamiento adecuados.