Inicio CONTEXTO Los ópticos de Castilla y León alertan: los niños vuelven a clases...

Los ópticos de Castilla y León alertan: los niños vuelven a clases y el 34% de ellos no ve bien

Ilustración del Coocyl para recordar a la población que es importante que los niños tengan buena visión para evitar el fracaso escolar.

El Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León ‘mete el dedo en el ojo’ a padres de familia y autoridades sanitarias. El organismo ha lanzado una voz de alarma porque el 34% de la población infantil tiene problemas de visión, los cuales no se han solucionado a pesar de que el 10 de septiembre se inicia el año lectivo 2021-2022 en su comunidad autónoma.

La niños y jóvenes volverán a las aulas en un año que sigue marcado por la covid-19, “una crisis sanitaria que no solo exigirá de nuevo mascarillas obligatorias desde los 6 años, distancia de seguridad y desdoble de aulas, sino que, además, está contribuyendo al aumento imparable de la miopía, ya denominada como la pandemia silenciosa por la OMS, que calcula que en 2050 se habrá rebasado una prevalencia del 50% del total de la población”.

En este contexto, el Coocyl ha lanzado una campaña de divulgación para recordar a la población la importancia que tienen las revisiones periódicas de la visión entre los escolares, porque hay datos que todavía evidencian una falta de concienciación en este sentido. Solo 3 de cada 10 niños menores de 7 años han acudido alguna vez a un profesional de la visión, pese a que se estima que el 34% de la población infantil tiene problemas visuales.

el Coocyl ha recordado a la población la importancia que tienen las revisiones periódicas de la visión entre los escolares

En concreto, se calcula que entre el 5 y el 10% de los preescolares y el 25% de los escolares tiene miopía, hipermetropía o estrabismo, y al menos el 10% de los niños padece ambliopía, el conocido como “ojo vago”; aunque más de la mitad de los padres lo desconoce y no busca el tratamiento adecuado.

Unos defectos que en muchas ocasiones están detrás del fracaso escolar o del desinterés de los pequeños por los estudios, quienes, además, no suelen ser conscientes de estas limitaciones y, por lo tanto, no se quejan. Por eso, tal y como indica la vicedecana de Coocyl, Ana Belén Cisneros, “es tan importante realizar una revisión ocular al menos una vez al año, ya que siempre es mejor detectar los problemas antes de esperar a que aparezcan los síntomas”.