Los precios de las gafas graduadas y las lentes de contacto han vuelto a bajar en julio que, de manera paradójica, ha pasado a la historia como el mes con la inflación más alta desde septiembre de 1984, según se desprende de los datos del IPC divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En julio, el IPC general se ha situado en el 10,8%, sobre todo, por los aumentos en los precios de la vivienda (impulsados por las alzas de la electricidad y el gas), del vestido y el calzado, de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas. Y, en ese contexto, las gafas graduadas y lentes de contacto se han vuelto a abaratar en un 0,1%.

De hecho, se trata del segundo mes consecutivos en que gafas y lentillas cierran con los precios a la baja, ya que en junio también marcaron un IPC de -0,1%, según revelan los datos del IPC recogidos por Modaengafas.com.

A lo largo de 2022, los precios de las gafas graduadas y las lentes de contacto siempre han ido a la baja, con solo dos excepciones: abril y mayo, cuando crecieron un 0,2% y un 0,6%, respectivamente.

El IPC es un indicador coyuntural que mide la evolución de los precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares residentes en España.