Inicio SALUD VISUAL La visión de los españoles en peligro: más de la mitad de...

La visión de los españoles en peligro: más de la mitad de las gafas de sol que se venden en el mercado son falsificadas

El `top manta' provoca graves perjuicios económicos a la óptica española.

Más de la mitad de las gafas de sol que se comercializan en España son falsificaciones y ponen en riesgo la salud visual de las personas, pudiendo provocar, entre otros problemas, queratitis, conjuntivitis o cataratas.

Esta es la advertencia que ha realizado la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (Fedao) a la población, tras enfatizar que el uso de gafas no homologadas o que no cumplen con la normativa es más peligroso que no llevarlas.

(También le puede interesar este artículo: De la queratitis al cáncer en los párpados: las gafas de sol no homologadas causan daños severos a los ojos)

De hecho, solo el 16,9% del total de gafas vendidas en España se dispensa en el canal óptico, mientras que una de cada cuatro (26,9%) se vende en mercadillos y top manta, ha explicado la Fedao, tomando como referencia la información recogida en el Libro Blanco de la Visión en España de 2019.

La gente desconoce que las gafas falsificadas afectan seriamente su salud, porque no cumplen con los requisitos sanitarios

El problema a la hora de usar este tipo de gafas de sol no homologadas reside en que la lente, que cuenta con un tinte que la oscurece, haciendo que la pupila se dilate más, y al no disponer de filtro de luz UV, los rayos penetran en mayor medida hasta la retina.

Además del consabido problema sanitario, el sector óptico español lleva años reclamando la vigilancia y cierre de puestos como los del top manta, ya que afectan directamente a sus intereses comerciales por permitir la venta de gafas de sol de imitación, que no cumplen con la normativa sanitaria, delante de sus establecimientos.

“Se trata de un problema sanitario y económico”, ha explicado Pedro Rubio, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Óptica (AEO). “Podría decirse, incluso, que es un problema de salud pública, dado que se está generalizando la venta de estas gafas a clientes que desconocen que esos productos pueden afectar seriamente al estado de su salud visual, al tiempo que se está permitiendo una venta ilegal que no conlleva impuestos ni beneficios para las arcas públicas”.

El ‘top manta’ también afecta a los intereses comerciales de las empresas del sector

Rubio ha añadido que el no utilizar gafas de sol de manera continuada y desde la infancia puede provocar la aparición de queratitis o conjuntivitis o cataratas, así como otro tipo de daños en la retina que pueden incluso conducir a la ceguera”

 “Hoy en día la oferta de gafas de sol de calidad es muy alta, por lo que el ciudadano puede contar con más de un equipamiento acorde con la necesidad que quiera cubrir. Para ello es importante que se deje asesorar por el óptico-optometrista que le ayudará a escoger el filtro que necesita y las características de la montura”, ha remachado Rubio.