Inicio SALUD VISUAL La pobreza visual acecha a la población tras la pandemia de la...

La pobreza visual acecha a la población tras la pandemia de la covid-19

FOTO: (Unsplash)

La pandemia de la covid-19 no solo está dejando secuelas psicológicas y económicas en la sociedad española, sino que también está impactando de manera grave en la salud visual de la población.

Ese es el mensaje que ha transmitido Visión y Vida por el Día Mundial de la Visión, con la finalidad de poner en el foco un problema social que suele pasar desapercibido, a pesar de las repercusiones negativas que genera.

Las estadísticas dejan ver que casi 10 millones de personas (20,7%) que viven bajo el umbral de la pobreza. En el caso de los menores de 18 años, la tasa se eleva al 27,4% (2,3 millones).

Solo dos de cada diez ciudadanos se habían revisado su visión antes del inicio de la pandemia

“Desde la crisis de 2008, en España existe la llamada pobreza visual, personas que necesitan gafas o lentillas, pero no las tienen por problemas económicos”, ha precisado Visión y Vida.

En la actualidad, datos del Libro Blanco de la Visión señalan que hay más de 4 millones de personas que no adquieren sus gafas o lentillas porque no han ido a la óptica, así que desconocen su problema visual.

De hecho, la escasez de revisiones visuales infantiles ha hecho que el 15,8% de los niños detecte por sí mismo su problema visual. No obstante, también hay que decir que el 32,7% de las anomalías visuales de los niños es detectada por la familia o el profesor.

Después del confinamiento, al 64,9% de jóvenes le varió su graduación

“La realidad es que solo dos de cada diez ciudadanos se habían revisado su visión antes del inicio de la pandemia. En el caso de los menores de edad, tres de cada diez niños menores de siete años jamás habían acudido a revisión”, ha remarcado Visión y Vida.

Después del confinamiento, al 64,9% de jóvenes le varió su graduación y a uno de cada diez niños le adaptaron gafas o lentillas por primera vez; además, del 45,6% de personas que sintió molestias visuales durante el encierro obligatorio, 42,1% sigue sintiéndolas hoy.

Estos hechos, unidos a los datos sobre las consecuencias económicas que tendrá esta pandemia, inciden aún más en la importancia de la prevención: “El informe El virus de la desigualdad de la oenegé Intermón Oxfam nos dice que más de un millón de personas se sumarán a todas aquellas familias que ya viven bajo el umbral de la pobreza. Sabemos que cuando hay escasez comenzamos a priorizar aquello que consideramos más importante, y nunca suele ser la salud visual”, ha dicho Salvador Alsina, presidente de Visión y Vida.

“Así, España enfrenta dos problemáticas: el hecho de que el ciudadano no se revise de manera preventiva, lo que hace que no se detecten muchos de los problemas visuales y el hecho de que, en muchos casos, una vez detectado el problema el ciudadano no puede hacer frente al coste”.