Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Kering Eyewear planta cara a la covid-19 y factura 156 millones en...

Kering Eyewear planta cara a la covid-19 y factura 156 millones en el primer trimestre

centro logístico de Kering Eyewear
Centro logístico de Kering Eyewear en Vescovana (Italia).

Kering Eyewear recupera terreno tras el impacto que supuso para su negocio la pandemia de la covid-19 y consolida su posición en el mercado global de la óptica. La compañía, que pertenece al conglomerado de lujo Kering, registró una facturación de 156 millones de euros en el primer trimestre de 2021.

De hecho, Kering Eyewear se ha convertido en el motor de la unidad de negocio Corporativa y Otros que, en total, ingresó 163 millones de euros entre enero y marzo, lo que representa un crecimiento del 18,6% frente al mismo periodo de 2020.

La cartera de marcas de Kering Eyewear está compuesta por Gucci, Cartier, Saint Laurent, Bottega Veneta, Balenciaga, Chloé, Alexander McQueen, Montblanc, Brioni, Boucheron, Pomellato, Alaïa, McQ y Puma.

Kering Eyewear se ha convertido en el motor de la unidad de negocio Corporativa y Otros

La filial de Kerin Eyewear en la Península Ibérica tiene su sede en Barcelona y está liderada por Matteo Piatti.

En términos generales, el grupo Kering cerró el primer trimestre del ejercicio con una facturación de 3.726,9 millones de euros, un 21,4% más respecto a los primeros tres meses del año pasado.

“En el primer trimestre, Kering obtuvo un sólido desempeño de primera línea, recuperándose por encima de los niveles previos a la pandemia. El crecimiento fue constante en todas nuestras casas y estamos particularmente satisfechos con el impulso de Gucci cuando la marca inicia su celebración del centenario”, ha dicho François-Henri Pinault, presidente y consejero delegado del grupo.

(También le puede interesar este artículo: Kering, con la óptica puesta en las gafas)