Los datos dibujan un mejor panorama para la economía española. El Producto Interior Bruto (PIB) ha protagonizado una variación del 1,5% en el segundo trimestre de 2022 respecto al trimestre anterior en términos de volumen, a pesar de la inflación y los efectos de la invasión de Rusia a Ucrania.

Esta tasa ha sido 1,7 puntos superior a la registrada en el primer trimestre y cuatro décimas superior a la avanzada el pasado julio, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Modangafas.com. Una de las causas de este incremento obedece a un buen balance de la temporada turística y al aumento en el consumo de los hogares.

La variación interanual del PIB se ha situado en el 6,8%, frente al 6,7% del trimestre precedente. Esta tasa está cinco décimas por encima de la avanzada el pasado 29 de julio por el INE.

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, ha registrado una variación intertrimestral de 1,1%

La contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB ha sido de 1,9 puntos, 1,9 puntos inferior a la del primer trimestre. Por su parte, la demanda externa ha presentado una aportación de 4,9 puntos, 2,1 puntos superior a la del trimestre pasado.

El deflactor implícito del PIB ha aumentado un 3,6% respecto al mismo trimestre de 2021, tres décimas más que en el trimestre pasado.

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, ha registrado una variación intertrimestral de 1,1%. Esta tasa es de menor magnitud en el caso de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (del 1,0%, lo que supone 1,1 puntos más que en el primer trimestre) debido al aumento en las jornadas medias a tiempo completo (0,1%)