Inicio AUDIOLOGÍA Del miedo al rechazo social hasta la vergüenza: ¿sabe cuáles son las...

Del miedo al rechazo social hasta la vergüenza: ¿sabe cuáles son las barreras para que la gente no utilice audífonos?

Los problemas auditivos siguen creciendo y, a pesar de ello, las barreras para el uso de audífonos entre las personas que los necesitan subsisten. Eso se desprende del primer estudio Eurotrak realizado en España entre más de 1.300 hombres y mujeres de entre 14 y 74 años con pérdida auditiva.

El estudio, impulsado por la Asociación Nacional de Audioprotesistas (ANA) y realizado por la agencia europea Anovum, deja patentes los principales obstáculos que existen para que los audífonos tengan la misma consideración en la sociedad que la que ahora, por ejemplo, tienen las gafas (hubo un tiempo en que también tenían más fama).

Y es que la vergüenza a la hora de utilizar audífonos continúa siendo hoy en día la principal barrera de las personas con una pérdida auditiva para no adaptarse, ha remarcado la ANA, tras hacer un balance del resultado del estudio.

el 63% de personas que llevan audífonos afirma que no han sentido ningún tipo de rechazo

Sin embargo, hay un dato que abre una puerta a la esperanza: el 63% de personas que llevan audífonos afirma que no han sentido ningún tipo de rechazo o burla por utilizar estos dispositivos en su día a día. De hecho, según los datos del estudio, es más probable que exista un mayor rechazo social hacia una persona con discapacidad auditiva que no utilice audífonos.

Otros de los motivos por las que las personas con pérdida auditiva no utilizan audífonos son: considerar que su pérdida auditiva no es lo suficientemente grave (43%), que los audífonos les resultan incómodos (44%) o que no son capaces de reestablecer una audición normal (41%). En cambio, los motivos económicos ocupan el octavo lugar.

Las personas con discapacidad auditiva no usuarias de audífonos pueden entrar en depresión

 Por otra parte, el 78% de las personas encuestadas que son usuarias de audífonos se muestran muy satisfechas con sus dispositivos. Un dato situado en la media europea y equiparable a otros países como Suiza, Bélgica, Italia o Francia. Entre las razones principales se encuentran sentirse que han mejorado su vida social (77%), mayor sensación de seguridad (75%), que tienen un mejor bienestar y salud mental (58%) y que son más productivos en el trabajo (32%). Además, el 87% reconoce que se siente mucho más seguro al moverse por la ciudad, porque puede escuchar las señales de tráfico o vehículos aproximándose.

El estudio también remarca que las personas con discapacidad auditiva no usuarias de audífonos cuentan con una probabilidad media-alta (72%) de padecer enfermedades como ansiedad, depresión o agotamiento. De hecho, un 47% de personas con problemas auditivos que no utiliza audífonos reconoce que llega mentalmente cansado al final del día. Sobre la calidad del sueño, el 58% de usuarios de audífonos reconoce que duerme bien, un 14% más que las personas que no utilizan audífono (44%).