Inicio SALUD VISUAL De la conjutivitis a la fotoqueratitis: los ópticos gallegos advierten de los...

De la conjutivitis a la fotoqueratitis: los ópticos gallegos advierten de los riesgos del sol en verano

Ojo con queratitis. Foto tomada de Wikipedia.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia (COOG) ha inicido una nueva campaña de salud visual, con el fin de alertar a la población de los peligros a los que se exponen en verano si no protegen sus ojos de manera adecuada.

“Las altas temperaturas, la exposición a la radiación ultravioleta, el aire acondicionado o los baños en piscinas y playas, requieren un cuidado específico de nuestros ojos”, ha explicado el COOG, tras enfatizar que estos factores pueden contribuir al desarrollo de problemas visuales a corto, medio o largo plazo, como son las infecciones, conjuntivitis, ojo seco, irritación, fotoqueratitis (quemadura de la córnea), cataratas o degeneración macular.

En este contexto y “como una alternativa más cómoda a las gafas para disfrutar del verano y practicar deportes”, el COOG recomienda el uso de las lentes de contacto, un producto sanitario que ya utilizan más de 2,5 millones de personas en España.

Para la época estival, los optometristas gallegos aconsejan las lentes de contacto desechables diarias

Para la época estival, los optometristas gallegos aconsejan las lentes de contacto desechables diarias, puesto que se evita el trabajo continuo de limpieza que puede resultar complicado cuando se viaja. Aunque estas lentes tengan filtro ultravioleta, los profesionales gallegos recuerdan que no sustituyen a las gafas de sol, pues solo protegen de la radiación solar la córnea y parte de la conjuntiva, pero el resto del ojo y los párpados continúan expuestos.

Los optometristas han explicado que es fundamental que las lentes de contacto se entreguen en envases sin manipular y sin abrir, diferenciando las lentes de los ojos derecho e izquierdo. Para proteger los ojos se deben seguir responsablemente las instrucciones de uso y conservación de las lentes de contacto, además de realizar un mantenimiento correcto y mantener su higiene, con el objeto de evitar molestias y problemas corneales, como erosiones, úlceras o infecciones.

“Más del 90% de los problemas provocados por las lentes de contacto se derivan directamente de un mal uso o cuidados inadecuados por parte del usuario, ya sea exceder en el tiempo de porte o una mala higiene”, ha dicho el presidente del COOG,  Eduardo Eiroa.