Inicio CONTEXTO De Alemania a México: el Covid-19 cierra las ópticas en todo el...

De Alemania a México: el Covid-19 cierra las ópticas en todo el mundo

Devlyn
Devlyn es una de las principales cadenas de óptica en Latinoamérica.

De Alemania a México, pasando por España o Ecuador. La mayor parte de ópticas del mundo han cerrado de manera temporal las puertas debido a la incidencia del coronavirus, paralizando, por primera vez en la historia, a un sector que mueve anualmente más de 131.000 millones de dólares, cifra de negocio que consta en un estudio de la consultora Grand View Research.

No hay país en que el Covid-19 no haya dejado su huella. Después de impactar en China, saltó a Europa en donde las ópticas italianas fueron las primeras en cerrar; después siguieron las españolas, alemanas, francesas, etc., en una especie de dominó en el que aún faltan algunas piezas por caer.

El virus no se quedó en Europa y cruzó el Atlántico, llegando con particular fuerza a Estados Unidos donde, desde mediados de marzo, las cadenas de óptica han ido bajando las persianas, en la medida en que el número de muertos se ha ido incrementando.

Devlyn, el mayor operador del sector en México, ha cerrado la mayor parte de sus puntos de venta

El confinamiento también ha llegado a México donde  Devlyn, el mayor operador del sector, ha cerrado la mayor parte de sus puntos de venta. “Reiterando nuestro amor y apoyo por México hemos tomado la decisión de cerrar la mayoría de nuestras ópticas para ayudar a aplanar la curva de contagio del Covid-19 en nuestro país”, explica  Devlyn, a través de un mensaje que salta en su página web.

Lo que sucede en el gigante latinoamericano también se está produciendo en otros países de la región, donde las ópticas también han adoptado medidas similares ante la gravedad del brote del Covid-19. En Ecuador, por ejemplo, la cadena Óptica Los Andes también ha recurrido a su web para anunciar el cierre de sus establecimientos.

Este, de momento, es el estado de situación de la óptica en el mundo, donde, hasta el 3 de abril, más de un millón de personas se había contagiado con el coronavirus y, de estas, 52.576 han muerto. Italia es el país que registra más fallecidos (13.915); le sigue España (10.935) y Estados Unidos (6.057).