Inicio ANÁLISIS ¿Cuánto dejarán de vender las ópticas españolas por el Covid-19?

¿Cuánto dejarán de vender las ópticas españolas por el Covid-19?

FOTO: Scott Van Daalen (Unsplash)

Casi un mes y medio. Ese es el tiempo que casi todas las ópticas españolas permanecerán con sus puertas cerradas por fuerza mayor. En concreto, se trata del periodo que va desde la declaratoria del estado de alarma –el 14 de marzo- hasta el 26 de abril, día en el que, en teoría, terminará el confinamiento y la gente volverá a las calles y se reintegrará a sus trabajos.

La factura de este lapso de inactividad será alta. En 2018, el sector óptico español facturó 1.820 millones de euros, según el último informe económico de la Fedao. Partiendo de esta cifra y sin entrar a valorar qué representan para las ópticas los meses de marzo y abril desde un punto de vista comercial, el perjuicio que el Covid-19 causará al sector no bajará de los 227 millones de euros.

La cifra, obtenida del ejercicio de dividir el total anual de facturación para los doce meses del año y multiplicarla por 1,5, puede aumentar si es que se toman como referencia los datos del estudio de la consultora Informa DBK, que señala que el sector facturó 2.550 millones de euros en 2018.

Las ópticas españolas dejarán de facturar un mínimo de 227 millones de euros hasta el 26 de abril

Haciendo la misma operación con los datos de Informa DBK, se deduce que las más de 10.000 ópticas que operan en el mercado español dejarán de facturar 317 millones de euros a causa de la emergencia sanitaria.

Informa DBK señala que las ópticas asociadas a grupos de compra acaparan el 51,4% del mercado, mientras que la otra parcela está ocupada por las cadenas, asociadas o no a grupos de compra.

Los cinco primeros grupos de compra reunieron en 2018 una cuota de mercado conjunta del 38,5%. Por su parte, las cinco primeras cadenas concentraron el 22,9% del total de las ventas que se registraron en el país.

Según un sondeo realizado a ópticos-optometristas por Modaengafas.com, la facturación de un establecimiento de óptica normal se sitúa entre 12.500 y 20.000 euros al mes. Sin embargo, las ópticas de las grandes cadenas ingresan mucho más, ya que pueden llegar a facturar más de 40.000 euros mensuales.