Inicio ÓPTICAS Y EMPRESAS Cottet, un histórico de la óptica que se renueva

Cottet, un histórico de la óptica que se renueva

Panorámica de la óptica de Cottet en el Portal de l’Ángel a principios del siglo XX. Foto tomada de la web de la compañía.
Panorámica de la óptica de Cottet en el Portal de l’Ángel a principios del siglo XX. Foto tomada de la web de la compañía.

De las empresas se dice que la primera generación la funda, la segunda la levanta y la tercera la hunde. Cottet se ha convertido en una excepción que confirma la regla, ya que desde  hace dos años está en manos de la cuarta generación. Y no solo eso, sino que esa cuarta generación lleva dando un vuelco total al negocio, poniendo un punto y seguido para continuar escribiendo su propia historia.

Metafóricamente, el cambio de época se producirá el 30 de septiembre, que es el día en que cerrará el local de Cottet en Portal de l’Ángel,  en el que ha funcionado la empresa desde 1902 y que hasta ahora es la óptica más grande de Europa.

La óptica abrió por iniciática de Constantino Cottet, que llegó a Barcelona procedente de Francia en 1888 para ver la Exposición Universal.  Cottet se quedó prendado de la ciudad y nunca más volvió a su tierra.

Cottet dejará su establecimiento emblemático de Portal de l’Ángel el 30 de septiembre

El establecimiento de Portal de l’Ángel llegó a ser un referente de modernidad para la época  y de su fachada cuelga, desde 1956, un termómetro de 22 metros de altura que está considerado como un monumento de interés social en Barcelona.

La óptica ha sido la base de operaciones de Cottet durante 117 años. Sin embargo, la empresa empezó a replantearse la situación con la llegada de los nuevos tiempos y adaptarse a la realidad. Al principio de la década, la familia Cottet pensó en dejar el edificio  para convertirlo en un hotel de cuatro estrellas. El plan no salió adelante debido a los cambios de normativa introducidos por el alcalde de aquella época, Xavier Trías.

La familia Cottet vendió el edificio hace dos años, y desde entonces,  mucha agua ha pasado bajo el puente. Incluso, aparecieron tres grandes operadores del sector que intentaron comprar la empresa, como ha reconocido el propio Javier Cottet, presidente de Cottet.

La familia se ha volcado en Cottet y ha profesionalizado la cúpula de directivos

En lugar de vender, la familia se ha volcado en Cottet y ha profesionalizado la cúpula de directivos: fichó a David de Antonio, un ejecutivo procedente de Folli Follie como director general;  en la dirección de compras colocó a David Balaguer, un directivo que había realizado casi toda su carrera en General Óptica. Además, designó a Núria Pocino, una ex Desigual, como directora de marketing.

En julio, Cottet renovó su consejo de administración y ha incorporado a Josep Maria Bosch que, en la actualidad, es el executive managing director de Tous. Y así, de esta manera, la empresa comienza a escribir otro capítulo de su historia.