Inicio CONTACTOLOGÍA Coopervision, en ruta hacia el control de la miopía

Coopervision, en ruta hacia el control de la miopía

Las lentillas MySight están pensadas para dar comodidad a los niños y retrasar la miopía. FOTO: Robert Collins (Unsplash)

La contactología alcanza nuevos horizontes en el siglo XXI, que pasará a la historia de la humanidad como la centuria en la que la miopía alcanzó el calificativo de pandemia. Este artículo forma parte del CUADERNO DE LA ÓPTICA dedicado a la contactología, que está patrocinado por TEMÁTICA SOFTWAREESCHENBACH WASABI PRODUCTIONS.

Coopervision juega sus bazas en la industria de la contactología con un sistema integral de control de la miopía. La compañía nació en Estados Unidos en 1980, aunque su origen se remonta a 1958, a la empresa Martin H. Smith Co. En la actualidad, pertenece al grupo Cooper.

Desde el principio, la empresa –que en España y Portugal está dirigida por Alejandro Lara- se convirtió en una de las mayores fabricantes de lentes de contacto blandas a escala global, segmento en el que se afi anzó en 2004, tras la compra de Ocular Sciences.

Un año más tarde, Coopervision se consolidó como el tercer productor mundial de lentillas. En 2011, rompió el techo de los 1.000 millones de dólares de facturación por primera vez en su historia y en 2019 estuvo a punto de llegar a los 2.000 millones.

Coopervision accedió al podio de los mayores productores mundiales de lentillas en 2005

En el último quinquenio, Coopervision tomó nota de las alertas lanzadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en torno a la pandemia de la miopía. Con toda esa información, comenzó a diseñar un sistema para combatirla. Fruto de todo ese trabajo, la compañía presentó hace tres años las lentes de contacto MiSight 1 Day, que permiten retrasar la miopía en los niños. De hecho, España fue uno de los primeros países en las que comenzaron a comercializarlas.

ESPALDARAZO DE LA FDA

El pasado noviembre, la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dio luz verde a la venta de MiSight 1 Day en el mercado norteamericano, abriendo la puerta, de par en par, a la puesta en marcha de un sistema de control de la miopía. Tras la decisión de la FDA, Coopervision impulsó la venta de las lentillas MiSight 1 Day a escala global y, en febrero, ya la utilizaban niños de 20 países, según explicó la propia compañía.

La miopía es creciente en la población infantil. FOTO: Gabriel Tovar (Unsplash)

“MiSight Day ha probado clínicamente que ralentiza significativamente la progresión de la miopía en niños. Es utilizada por los profesionales de la salud visual para que los niños puedan disfrutar de la libertad que proporcionan las lentes de contacto con la posibilidad de disminuir la velocidad a la que cambian sus graduaciones miópica”, ha remarcado.

MiSight Day ha probado clínicamente que ralentiza significativamente la progresión de la miopía en niños, según Coopervision

En este contexto, Coopervision divulgó las conclusiones de un estudio clínico que fue realizado durante tres años y publicado en la revista de la American Academy of Optometry. En el documento se afirma que los niños prefieren utilizar lentes de contacto más que gafas. Además, los niños de 8 a 12 años aprendieron a manipular las lentes de contacto rápidamente y demostraron un alto nivel de capacidad para usarlas.

“El 41% del grupo de niños que usó MiSight 1 Day no mostró una progresión significativa de la miopía después de tres años de utilización en comparación con el 4% de los niños del grupo de control que usaba las lentes de contacto estándar Proclear 1 Day”.

El estudio también mostró que MiSight 1 Day disminuyó la progresión de la miopía: un 59% de media en el cambio del equivalente esférico ciclopléjico y un 52% de media en la longitud axial del ojo. El ensayo clínico ha continuado con resultados muy alentadores durante los años cuarto y quinto en los cuales los niños del grupo de control fueron readaptados con las lentes MiSight 1 Day. Ahora, niños más mayores están usando lentes de contacto en su adolescencia tardía.

EL ADVENIMIENTO DE ‘BRILLIANT FUTURES’

Coopervision considera a las lentes MiSight 1 Day como la base de su sistema integral de control de la miopía Brilliant Futures, que lo extenderá en todo el mundo. Hasta el pasado marzo, la compañía había autorizado a veinte profesionales de la salud visual –todos en Estados Unidos- para que lo receten a los pacientes. Sin embargo, el gran objetivo es extenderlo en todo el mundo.

Hasta el pasado marzo, la compañía había autorizado a 20 profesionales de la salud visual DE Estados Unidos para que lo receten a los pacientes

La compañía, además, ha diseñado una aplicación móvil interactiva para mantener a los pacientes comprometidos con la práctica y su programa de atención, brindando un acceso conveniente a la información sobre el manejo de la miopía, instrucciones y vídeos de manejo de lentes, programación y recordatorios de citas, pedidos, etc. La logística también es importante, ya que Coopervision pondré en marcha un sistema gratuito de envío y devolución de productos.

El programa de manejo de la miopía Brilliant Futures busca crear un nuevo estándar de atención para niños con miopía. Proporciona práctica inclusiva, apoyo para niños y padres para crear el entorno óptimo para el cumplimiento, la satisfacción, los resultados clínicos y la lealtad a largo plazo.