Inicio CONTACTOLOGÍA Contactología en tiempos del coronavirus: desvirtuando las ‘fake news’

Contactología en tiempos del coronavirus: desvirtuando las ‘fake news’

FOTO: Unsplah

Es seguro utilizar lentillas en plena pandemia? ¿Qué precauciones deben tomar los usuarios de lentes de contacto para no enfermar? Estas y otras interrogantes han resuelto tres de los investigadores más importantes del mundo en salud visual, con la finalidad de disipar una serie de rumores que se han ido tejiendo conforme ha ido avanzado el brote del Covid-19.

Lyndon Jones , director del Centro de Investigación y Educación Ocular (CORE) de la Universidad de Waterloo (Canadá); Philip Morgan , director de Eurolens Research en la Universidad de Manchester (Reino Unido); y Jason Nichols , vicepresidente asociado de investigación y profesor de la Facultad de Optometría dela Universidad de Alabama en Birmingham (Estados Unidos), han pedido a los consumidores de lentes de contacto que solo hagan caso de los consejos basados en las evidencias, y no los que van circulando a través de diferentes medios como las redes sociales.

En este contexto, los tres expertos han asegurado que el uso de lentes de contacto sigue siendo una forma segura y altamente efectiva de corrección de la visión para millones de personas en todo el mundo, a pesar de la pandemia del Covid-19.

El lavado de manos siempre ha sido esencial para los usuarios de contactología

De hecho, han explicado que, independientemente de la situación, el lavado de manos siempre ha sido esencial para los usuarios de contactología, antes de la inserción y la extracción de las lentillas.

“Los usuarios de lentes de contacto deben deshacerse de sus lentes desechables diarias cada noche, o desinfectar regularmente sus lentillas mensuales o de dos semanas, de acuerdo con las instrucciones del fabricante y profesionales de la salud visual”, han precisado.

Finalmente, han pedido a los usuarios de lentillas que dejen de utilizarlas si enferman, independientemente del mal que haya causado su quebranto de salud. La precaución siempre debe estar por delante.