Inicio SALUD VISUAL Castilla y León: campaña para llevar a los conductores a las ópticas

Castilla y León: campaña para llevar a los conductores a las ópticas

Castilla y león DGT. Seguridad Vial. Gafas para conducir

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (Coocyl) ha anunciado la puesta en marcha de una campaña de salud visual destinada a persuadir a los conductores que vayan a las ópticas, antes de ponerse al volante para hacer los largos trayectos de verano.

El Coocyl ha informado de que, aunque el 25% de los conductores padece de alguna deficiencia visual, la mitad no revisa su visión cada año. En concreto, el 46% de los conductores no realiza los controles periódicos anuales; además, el 12% no se protege nunca del sol mientras conduce y el 33% solo lo hace ocasionalmente.

Es más, el 25,7% de los españoles de entre 18 y 30 años nunca se ha sometido a un examen visual, lo que supone que cerca de cinco millones de jóvenes circulan por carretera sin saber si sufren cualquier deficiencia visual que deba ser compensada para poder conducir de forma más segura.

No hay que olvidar que el 90% de las decisiones al volante dependen de la visión, y cualquier anomalía puede pagarse cara en la carretera.

El 25% de los conductores padece de alguna deficiencia visual

Ana Belén Cisneros, vicedecana del Coocyl, ha explicado que “lo primero y lo más importante es saber en qué estado se encuentra tu vista antes de coger el coche, sobre todo para desplazamientos largos en carretera”, para luego enfatizar que “si se necesitan gafas o lentes de contacto, no hay que olvidar usarlas correctamente o incluso llevar de recambio en la guantera”.

Antes de iniciar cualquier viaje, se debe acudir, si no se ha hecho antes, “a revisiones para comprobar el estado de la salud visual y, si es necesario, actualizar la ayuda visual con la graduación y las especificaciones dadas por el óptico-optometrista”.

Es preciso, también, que los conductores se protejan de la radiación ultravioleta y el deslumbramiento causados por la radiación solar a lo largo del día con una gafa de sol adecuada, también graduada si así se requiere, o incluso con filtros polarizados para evitar reflejos molestos en la superficie de la carretera o en las lunas de los otros coches. Y por la noche, además de la corrección, se recomienda usar lentes oftálmicas con tratamiento antirreflejante o filtros específicos para la conducción nocturna con el objetivo de evitar deslumbramientos molestos causados por las luces de los otros automóviles.