Inicio CONTEXTO Alta tensión en la óptica: riesgo de ruptura entre Essilorluxottica y Grandvision

Alta tensión en la óptica: riesgo de ruptura entre Essilorluxottica y Grandvision

Sede de Essilorluxottica en Italia.
Sede de Luxottica en Italia, el grupo número uno del sector de la óptica.

Verano agitado en el mercado mundial de la óptica. Essilorluxottica ha dicho que podría retirar la propuesta de compra de Grandvision por la manera en que esta empresa ha manejado la crisis del coronavirus, según un despacho de Reuters.

Esa es una de las novedades que se han producido en un tribunal de Róterdam, donde los abogados de las dos empresas se han visto frente a un juez. Caber recordar que el proceso lo está impulsando Essilorluxottica, que acusa a Grandvision de no entregarle información sobre la manera en que ha gestionado su negocio durante la pandemia del Covid-19, así como de violar los acuerdos de compraventa.

Los abogados de Essilorluxottica -siempre según Reuters- han asegurado que Grandvision había incumplido los acuerdos al suspender los pagos a los propietarios de tiendas y proveedores, además de solicitar ayuda estatal, sin contar con su aprobación.

El Tribunal de Róterdam dará su veredicto en 24 de agosto

Al respecto, los abogados de Grandvision han dicho que Essilorluxottica busca un pretexto para romper el acuerdo de compraventa y han recalcado que la empresa francoitaliana fue informada de todas las acciones que se pusieron en marcha para ayudar a sobrevivir a sus ópticas durante la pandemia.

El tribunal de Róterdam dará su veredicto sobre el caso el 24 de agosto.

En julio de 2019, Essilorluxottica suscribió un convenio con HAL Investments (dueño de Grandvision) para comprarle el 76,7% de las acciones de la multinacional holandesa de óptica por una cifra que bordea los 7.100 millones de euros.

El proceso de compraventa -que debe finalizar como máximo el 31 de julio de 2021- avanzaba conforme a lo pactado por ambas empresas, hasta que la crisis del Covid-19 hizo su aparición y trastrocó las previsiones tanto de Essilorluxottica como de Grandvision.

El pasado 18 de julio, Essilorluxottica inició procedimientos legales ante un Tribunal de Distrito en Róterdam, con el fin de evaluar la forma en que Grandvision ha manejado el curso de su negocio durante la crisis de coronavirus, y saber hasta qué punto pudiese haber incumplido sus obligaciones establecidos en el acuerdo de compraventa.

El 30 de julio de 2020, Grandvision y HAL interpusieron un proceso de arbitraje contra Essilorluxottica, la cual, considera que se trata de una acción de distracción.